Un avión «F-18», en imagen de archivo, perteneciente a las unidades que Estados Unidos tiene desplegados en Kuwait. Reuters

Un «F-18» norteamericano que realizaba ejercicios de tiro en Kuwait «pierde» una bomba de 227 kilos y causa la muerte de al menos seis militares

WASHINGTON, AL KUWAIT. ABC
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Al menos seis personas murieron, cuatro de ellas soldados nortemaericanos y un militar neozelandés que observaba los ejercicios, y varias más resultaron heridas cuando una bomba de 227 kilos cayó por error desde un F-18 norteamericano que participaba en unas maniobras en Kuwait.

El Pentágono, que confirmó en la tarde de ayer el suceso, no quiso confirmar el número de heridos, la identidad de la sexta víctima ni el motivo por el cual el proyectil cayó del cazabombardero. Según los militares norteamericanos, la cifra de muertos y heridos puede variar con el paso de las horas.

POSIBLE ERROR DEL PILOTO

Según las primeras informaciones, todo habría sido un «accidente» mecánico durante las maniobras, pero hubo otras informaciones que hablaban de un error del piloto del F-18 que confundió el objetivo del entrenamiento y disparó el proyectil contra un grupo de vehículos que estaban estacionados en el límite del campo de maniobras.

El Gobierno británico informó poco después de conocerse el incidente que sus aviones no participan en los ejercicios, que forman parte del entrenamiento que las unidades norteamericanas y británicas que vigilan la zona de no sobrevuelo de Irak realizan habitualmente.El avión que se vio invuelto en el suceso procedía del portaaviones norteamericano «USS Truman», estacionado en el Golfo Pérsico, y realizaba sus prácticas de tiro en el polígono militar de Udari, en territorio kuwaití.

El presidente norteamericano, George W. Bush, quien se encuentra en Panamá City (Florida), anunció durante una intervención la pérdida de «varios militares en un ejercicio de entrenamiento» y pidió unos momentos de silencio.