Álvaro Noboa celebra su victoria parcial. / REUTERS
Álvaro Noboa celebra su victoria parcial. / REUTERS

Noboa y Correa se disputarán la presidencia de Ecuador en la segunda vuelta

El candidato a la Presidencia de Ecuador por el Partido Renovador Institucional de Acción Nacional (PRIAN) ha logrado, contra todo pronóstico, el mayor apoyo popular en las elecciones y dejar al

EUROPA PRESS | QUITO
Actualizado:

El candidato a la Presidencia de Ecuador por el Partido Renovador Institucional de Acción Nacional (PRIAN) ha logrado, contra todo pronóstico, el mayor apoyo popular en las elecciones y dejar al favorito en las últimas encuestas, Rafael Correa (Alianza País), en el segundo puesto de la segunda vuelta electoral.

Con un 63% del escrutinio, Noboa se ha hecho con el 26,77% de los votos, mientras que su más directo rival ha obtenido el 22,45%. De no producirse cambios en los resultados, ambos se medirán en la segunda vuelta, prevista para el próximo 26 de noviembre.

El siguiente candidato con mayores preferencias entre los electores ecuatorianos era el socialdemócrata León Roldós, que se presentó a las elecciones como líder de la coalición entre Red Democrática e Izquierda Democrática (RD-ID).

Sin embargo, los resultados de la noche del domingo han dejado a Roldós en el cuarto puesto, con el 15,81% de los votos, por detrás incluso de Gilmar Gutiérrez (Partido de Sociedad Patriótica), hermano del ex mandatario Lucio Gutiérrez, quien los sondeos de hace 20 días no le situaban más allá del quinto puesto.

Gutiérrez se posicionaba entonces por detrás de la única mujer que se presentaba a las elecciones presidenciales, Cynthia Viteri (Partido Social Cristiano). Finalmente, el primero consiguió el 15,83% del apoyo, mientras que la segunda se tuvo que conformar con ser la quinta aspirante más votada, con el 10,20& del apoyo.

Los 9,1 millones de electores de 13,4 millones de habitantes acudieron el domingo a las urnas para elegir, además de presidente, a un vicepresidente, 100 diputados, 700 autoridades provinciales y municipales, y cinco diputados al Parlamento Andino. El ganador deberá suceder al actual mandatario, Alfredo Palacio, el próximo 15 de enero para un mandato de cuatro años.

Las juntas electorales cerraron sus puertas a las 17.00 horas (24.00, hora peninsular española) e inmediatamente después se publicaron los sondeos a pie de urna realizados por varias empresas. En todos ellos se informaba ya de la predilección de la mayoría de los votantes por Álvaro Noboa en detrimento de Rafael Correa.

Jornada sin incidentes de gravedad

La jornada electoral del domingo en Ecuador estuvo caracterizada por la tranquilidad, si bien no estuvo exenta de algunos episodios violentos y bastante desorganización. Además, el volcán Tungurahua, que entró en erupción hace aproximadamente dos meses y llevaba unas semanas en sospechosa calma, volvió a emitir ceniza y asustó a los habitantes de la zona con más de una explosión que no llegó a más.

Asimismo, dos pequeños terremotos que apenas superaron los cuatro grados en la escala de Richter afectaron a la jornada electoral, aunque no hay constancia de daños personales ni materiales causados por los temblores. El epicentro se situó a 12 kilómetros de profundidad, en el océano Pacífico, a unos 41,49 kilómetros al norte de la ciudad de Esmeraldas.

El primero de los seísmos ocurrió a las 10.30 horas (17.30, hora española) y tuvo una intensidad de 4,1 grados en la escala de Richter. Una réplica de menor intensidad tuvo lugar apenas diez minutos después.

Votantes en España

Buena parte de los ciudadanos ecuatorianos residentes en España acudieron desde primeras horas de la mañana del domingo hasta las las juntas correspondientes para ejercer su derecho al voto, ya que se trata de la primera vez que se permite el voto en el extranjero. En Madrid, donde reside la mayoría de los ecuatorianos emigrantes, se habilitó el Palacio de Deportes para la votación.

En cuanto al desarrollo de la jornada, la mayoría de los electores mostraron entonces su descontento con la organización, y denunciaron la mala preparación del dispositivo electoral y la falta de información, a su entender, por parte de las autoridades consulares.

Más de 30.000 ecuatorianos empadronados en Madrid estaban llamados a las urnas hoy para elegir al presidente de su país. No obstante, muchos se han quejado de no poder ejercer su derecho al voto porque ignoraban que era preciso inscribirse en el censo del Consulado de Ecuador en Madrid o, en opinión del cónsul general, Leopoldo Rovayo, a pesar de haber sido informados, "no lo hicieron".

Mientras tanto, 16.703 ecuatorianos residentes en Cataluña votaban en el Pabellón Olímpico de la Vall d'Hebron de Barcelona entre colas y confusión por inexperiencia. Los votantes en el extranjero pudieron elegir entre las 13 candidaturas presentadas, pero no a los 100 diputados, parlamentarios andinos y autoridades provinciales y municipales, que se eligieron en su país de origen.