Evacuación de un niño del equipo juvenil de fútbol que quedó atrapado en una cueva de Tailandia en julio de 2018
Evacuación de un niño del equipo juvenil de fútbol que quedó atrapado en una cueva de Tailandia en julio de 2018 - EFE

Los niños de la cueva de Tailandia fueron sedados con ketamina para facilitar su rescate

El salvamiento del equipo de fútbol juvenil ofreció lecciones importantes en el cuidado de pacientes con hipotermia

Actualizado:

Los médicos que colaboraron en el rescate de los doce niños que quedaron atrapados en 2018 en una cueva de Tailandia han reconocido que les administraron «dosis sin especificar» de ketamina para mantenerles anestesiados y facilitar así su rescate.

En una carta publicada en « The New England Journal of Medicine», los doctores que idearon el rescate de los niños han desvelado que estaban anestesiados con ketamina mientras eran evacuados a través de las frías aguas con trajes de neopreno.

Además de evitar ataques de pánico durante las repetidas inmersiones en las turbias y turbulentas aguas, la ketamina tiene una propiedad rara entre los sedantes: estrecha los vasos sanguíneos en lugar de relajarlos.

Según explican los doctores, esto hace que la ketamina fuese una buena elección ya que hacía más difícil que los niños sufriesen de hipotermia al atravesar frías aguas tras pasar un periodo de estrés, deshidratación y falta de comida.

Sin embargo, algunos anestesistas han alertado de los graves riesgos que corrieron los niños con esta decisión, aunque finalmente no se materializasen.

La ketamina es una droga disociativa con potencial alucinógeno, que puede crear además sensaciones extracorporales, y es utilizada en medicina por sus propiedades sedantes, analgésicas y sobre todo, anestésicas.