Una niña iraquí de 13 años escapa de unos terroristas que iban a utilizarla como bomba humana

DPA | BAGDAD
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Una niña iraquí de 13 años que había sido secuestrada por terroristas que querían utilizarla como bomba humana logró escapar a sus raptores, según ha informado el Ejército estadounidense en Bagdad.

Según el mando norteamericano, la niña buscó el pasado lunes protección en un retén carretero del Ejército iraquí en la ciudad de Mosul, 400 kilómetros al norte de Bagdad. La menor relató que fue secuestrada por "hombres malvados" que la introdujeron en el maletero de un automóvil y que pretendían convertirla en "mártir" haciéndola volar por los aires en un puesto de control militar iraquí.

Detenidos dos presuntos miembros de las Brigadas Hizbollah

El Ejército estadounidense también informó que sus soldados mataron hoy, durante una operación contra presuntos milicianos chiitas en Bagdad, a un hombre que supuestamente había intentado arrebatarle el arma a un soldado.

Los efectivos estadounidenses detuvieron a dos presuntos miembros de las Brigadas Hizbollah, un grupo extremista que, de acuerdo con Estados Unidos, recibe apoyo de Irán.

Mientras, dos organizaciones internacionales de periodistas, entre ellas Reporteros sin Fronteras, protestaron contra la detención en el norte de Irak de un médico kurdo que había sido condenado en noviembre a una pena de prisión de seis meses y una multa por haber escrito un artículo sobre prácticas homosexuales.

Según el tribunal que le impuso la condena, el médico había "violada la tradición pública" con su artículo, que fue publicado en abril pasado por el semanario kurdo-iraquí "Hawlati".