Las negociaciones de Escocia para no salir de Europa provocan la reacción del Gobierno español

El paralelismo entre Escocia y Cataluña ha provocado ya la reacción del presidente del Gobierno...

Actualizado:

El paralelismo entre Escocia y Cataluña ha provocado ya la reacción del presidente del Gobierno en funciones español. Mariano Rajoy es contrario a que pueda quedarse en la Unión Europea, un deseo que ya ha mostrado en Bruselas.Tampoco favorece al país la negociación paralela que Escocia pretende mantener con la Unión Europea.La ministra principal ha mantenido en la capital comunitaria sendas reuniones con los presidentes de la Comisión y del Consejo. Estos han evitado dar alas a su estrategia política.Ha sido la dirigente que más claramente se ha desmarcado del referéndum británico: el 62% de los votantes escoceses han respaldado la permanencia en Europa y tras los encuentros decía: "he tenido una respuesta favorable a la posición de Escocia que ahora está en situación de verse excluida de la Unión Europea, en contra de nuestra voluntad"También desde Bruselas, la reacción del Gobierno español no se ha hecho esperar: "las competencias de Escocia para negociar con la UE son ninguna", afirmaba Rajoy en rueda de prensa, Así frenaba el presidente en funciones cualquier aspiración independentista, pensando en Cataluña: "si el RU se va en la negociación, Escocia también se va de las instituciones de la UE". Un mensaje que no es nuevo para los soberanistas catalanes.-Redacción-