Clinton trata de arrancar una tregua entre Hamás e Israel en su visita a la región
Clinton y Abbas, antes de su encuentro de este miércoles en Ramala - afp

Clinton trata de arrancar una tregua entre Hamás e Israel en su visita a la región

La secretaria de Estado se reúne con Abbas tras entrevistarse anoche con Netanyahu para impulsar un alto el fuego que detenga la escalada. Los enfrentamientos dejan ya más de 130 palestinos y cinco israelíes

agencias
gaza/jerusalén/ramala Actualizado:

Los bombardeos israelíes han seguido sacudiendo la franja de Gaza esta pasada madrugada, mientras la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, visita la región para intentar arrancar una tregua que evite la intervención militar terrestre con la que ha amenazado Tel Aviv y que ponga fin al derramamiento de sangre en la zona. Pese a las esperanzas de los mediadores internacionales, encabezados por el Gobierno egipcio, de lograr un alto el fuego a partir de este miércoles, la reunión entre Clinton y el primer ministro israelí no ha logrado frenar, al menos de forma inmediata, ni el lanzamiento de cohetes desde la franja por parte de milicianos de Hamás, ni la contundente respuesta de Israel.

Los líderes de Hamás acusaron ayer en El Cairo al Gobierno hebreo de no responder a sus propuestas para detener los ataques e indicaron que un anuncio de alto el fuego no se produciría antes del miércoles por la mañana. Un oficial israelí, citado por la radio pública, indicó que la tregua se había aplazado debido a «un retraso de última hora en el entendimiento entre Hamás e Israel».

Clinton, que este miércoles debe reunirse en El Cairo con el presidente egipcio, Mohamed Mursi, avanzó un acuerdo «en los próximos días». Washington, que ve a Hamás como un obstáculo para la paz y culpa a la organización islamista del actual conflicto, logró anoche bloquear en la ONU una declaración de condena al conflicto, argumentando que el documento «no aludía a la causa última» del enfrentamiento, el lanzamiento de cohetes desde Gaza.

Con la llegada de Clinton a Israel anoche, el Ejército hebreo detuvo momentáneamente los bombardeos por aire y mar, que llegaron a caer sobre Gaza con una frecuencia de uno cada diez minutos. El lanzamiento de misiles desde la franja también se interrumpió por la noche, aunque los milicianos volvieron a la carga antes de la salida del sol, disparando seis proyectiles que no dejaron ningún herido. El balance de víctimas en el octavo día de hostilidades es de más de 130 palestinos y cinco israelíes muertos (los dos últimos, ayer). Ambas partes tratan de alcanzar la relativa calma en la que habían vivido desde el final de una aplastante operación israelí en la franja por tierra y aire hace ya cuatro años.

«Garantizar la seguridad»

Clinton aspira a lograr un alto el fuego « duradero que promueva la estabilidad regional y avance la seguridad y aspiraciones legítimas de israelíes y palestinos», aseguró tras reunirse con Netanyahu. Tras su paso por Israel, Clinton ha visitado Ramala, donde se ha entrevistado con el presidente palestino, Mahmud Abbas. En la ciudad cisjordana está previsto que la secretaria de Estado se vea también con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

«Preferimos los medios diplomáticos, pero si no es posible estoy seguro que entenderá usted que Israel debe garantizar la seguridad de sus ciudadanos», dijo por su parte el primer ministro israelí tras hablar con la jefa de la diplomacia estadounidense. Hasta el momento, la presión internacional y los intensos esfuerzos negociadores que se están llevando a cabo en El Cairo para alcanzar un alto el fuego han sido infructuosos, pese a que tanto Mursi como el ministro turco de Exteriores, Ahmed Davutoglu, aseguraron que esa tregua empezaría este miércoles.