La mujer de un tripulante del submarino desaparecido dice sentirse «engañada» por la Armada argentina

El ARA San Juan desapareció hace ocho días y Argentina ha confirmado este jueves que hubo una explosión en la zona donde ocurrió

Buenos Aires Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La esposa de uno de los 44 tripulantes del submarino argentino desaparecido en el océano Atlántico desde el 15 de noviembre dijo sentirse «engañada» porque la Armada no ha informado hasta este jueves de la supuesta explosión ocurrida en la zona donde fue localizado por última vez.

« No dieron ninguna explicación, según ellos lo saben ahora, pero ¿cómo lo van a saber ahora?», señaló Itatí Leguizamón, esposa del operador de radar Germán Oscar Suárez, en declaraciones a la prensa en la base naval de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, adonde debería haber llegado el buque el pasado lunes y donde permanecen desde el fin de semana los familiares de los submarinistas.

Leguizamón se ha referido así al último parte oficial comunicado este jueves, que reveló que el día que el ARA «San Juan» estableció el último contacto, se registró un «evento anómalo singular corto, violento y no nuclear consistente con una explosión».

«No dijeron que están muertos, pero es una suposición lógica, desde el miércoles están ahí», aseguró antes de considerar que las autoridades que se comunicaron con ellos estos días son unos «perversos» que «manipularon» a las familias.

Según ha señalado el portavoz de la Armada, Enrique Balbi, a partir de datos recabados por Estados Unidos, el 15 de noviembre se detectó una «anomalía hidroacústica» o «ruido» cerca de donde se reportó por última vez la ubicación del submarino, en la zona del Golfo San Jorge, a 432 kilómetros de la costa de la Patagonia argentina.

Tras recolectar esa información y hacer un análisis en EE.UU., se determinó avanzar en ese «indicio oficial», por lo que a lo largo de la madrugada se desplazaron hasta la zona varias unidades de diferentes nacionalidades para tratar de localizar al submarino, algo que todavía no se ha conseguido.

Balbi ha indicado que el indicio se ha confirmado esta misma mañana con la información facilitada por el embajador en Austria, que es miembro de la Organización para la Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO, por sus siglas en inglés) , que vela por la «no realización» de ensayos nucleares.

No obstante, la CTBTO confirmó poco después en Viena «una señal inusual en las cercanías de la última posición conocida del submarino argentino desaparecido ARA San Juan».