Varias personas ondean banderas sirias revolucionarias durante una protesta en la localidad de Kafr Nabl, en la provincia de Idlib
Varias personas ondean banderas sirias revolucionarias durante una protesta en la localidad de Kafr Nabl, en la provincia de Idlib - EFE

Mueren tres soldados sirios por el impacto de varios proyectiles israelíes en la región de Quineitra

Otros siete militares han resultado heridos

Actualizado:

Al menos tres soldados sirios han muerto y otros siete han resultado heridos por el impacto de una serie de proyectiles israelíes en la provincia de Quneitra, en el oeste de Siria, según ha informado la agencia de noticias oficial siria, SANA.

«A las 4.10, el enemigo disparó varios proyectiles a la región oriental de Quineitra. Esta agresión provocó la muerte de tres soldados e hirió a otros siete, además de provocar algunas pérdidas materiales», ha apuntado la agencia.

Este ataque se ha producido varias horas después de que el Ejército israelí informase del lanzamiento de dos proyectiles desde territorio controlado por Siria sobre la región del monte Hermón, en los Altos del Golán sirios bajo ocupación militar israelí.

«Informe preliminar: Dos proyectiles han sido lanzados desde Siria hacia el monte Hermón en el norte de Israel. Más detalles más tarde», informó el Ejército israelí a través de su cuenta oficial en Twitter.

Este incidente se ha producido después de que el pasado lunes una batería antiaérea siria disparara contra un avión de combate israelí. Israel respondió bombardeando la ubicación la batería y matando a dos soldados sirios.

Israel ocupa militarmente desde 1968 los Altos del Golan, la parte occidental de la provincia siria de Quneitra. La zona fue anexionada de forma efectiva por Israel en 1981, una decisión no reconocida por la comunidad internacional.

La Asamblea General de Naciones Unidas aprobó el pasado mes de diciembre una resolución -con el apoyo de 128 de los 193 estados miembro de la ONU- en la que instó a Estados Unidos a dar marcha atrás al reciente reconocimiento del Golán como territorio israelí, lo cual no ha tenido lugar.

En los Altos del Golán hay unos 20.000 colonos viviendo en más de una treintena de colonias judías, la mayoría en posiciones elevadas, además de 20.000 sirios mayoritariamente drusos. La construcción de asentamientos y la colonización de territorios ocupados militarmente supone un crimen de guerra desde el punto de vista del Derecho Internacional.