Abu Mohamed al Adnani, el que fuera portavoz de Daesh, ha muerto en una operación militar en Alepo
Abu Mohamed al Adnani, el que fuera portavoz de Daesh, ha muerto en una operación militar en Alepo - AFP

Daesh anuncia la muerte de su portavoz y mano derecha del califa

Abu Muhamad Al Adnani ha muerto mientras supervisaba a las tropas de la organización terrorista en Alepo

CORRESPONSAL EN JERUSALÉNActualizado:

Además de perder territorio en Siria e Irak, el califato también va perdiendo a sus grandes líderes. El grupo yihadista Daesh anunció la muerte de su portavoz Abu Muhamad Al Adnani, considerado el número dos del califa Ibrahim y uno de los fundadores de la organización. El grupo difundió un comunicado a través de la agencia Amaq en el que confirmó que «Abu Muhamad Al Adnani, portavoz de Daesh, ha sido martirizado mientras supervisaba las operaciones para repeler la campaña militar en Alepo». Algunas voces especializadas en yihadismo apuntaron a que pudo ser víctima de un ataque aéreo de la coalición que lidera Estados Unidos en la provincia de Alepo, pero no en la ciudad homónima, que se disputan Gobierno sirio y oposición armada, ya que allí no tiene presencia Daesh.

Natural de la provincia siria de Idlib, Adnani combatió hace una década junto a Al Qaida en Irak, donde fue encarcelado por las fuerzas estadounidenses, según los datos recogidos por Brooking Institution. De esa rama de Al Qaida surgió más tarde Daesh y el propio Adnani fue el encargado de dar a conocer al mundo la noticia de la constitución del califato el 29 de junio de 2014.

Desde entonces sus mensajes han marcado la pauta del grupo y en el último de ellos, el pronunciado antes del último ramadán, llamó a los seguidores del califa a atacar en Estados Unidos y Europa «a los que llaman civiles» porque «es lo mejor y lo más útil». En una grabación de audio de 31 minutos el portavoz yihadista recordó que «en la tierra de los cruzados no hay que preservar la sangre ni existen inocentes» y recomendó a sus seguidores que «cualquier operación, por pequeña que sea», en casa del enemigo, resulta más valiosa para los fines de Daesh que una gran acción en el califato. Estas palabras sirvieron de inspiración para los llamados «lobos solitarios». Adnani es la figura más importante que pierde Daeshdesde la muerte de Omar Shishani.