Imagen de archivo de un helicóptero del Instituto de Emergencia Médica
Imagen de archivo de un helicóptero del Instituto de Emergencia Médica

Cuatro muertos al caer un helicóptero de Urgencias cerca de Oporto

Uno de los fallecidos es un médico español que trabajaba en Santa María da Feira

Actualizado:

Cuatro personas murieron, entre ellos un médico de nacionalidad española, en un accidente que afectó a un helicóptero de Urgencias en las proximidades de Oporto.

El ciudadano español fue identificado como Luis Vega, quien tenía 50 años y residía desde hace varios años en la localidad de Santa María da Feira, pues desempeñaba su labor en un hospital de allí.

El vehículo había sido requerido para transportar a una mujer de 76 años que padecía graves problemas cardiacos y, a continuación, se le perdió la pista en la comarca de Valongo debido a las malas condiciones climatológicas.

Fue un vecino de los alrededores quien alertó a las autoridades de la desaparición del helicóptero e inmediatamente se iniciaron las labores de búsqueda, dificultadas por la lluvia y la niebla.

Además del médico español, viajaban a bordo el comandante, el piloto y un enfermero, todos ellos portugueses. De acuerdo con un portavoz de Protección Civil, «la aeronave en cuestión regresaba a su base, en la pequeña localidad de Macedo de Cavaleiros, en el entorno de Bragança. Acababa de realizar una misión de emergencia médica en el traslado de un enfermo grave con destino al Hospital de San Antonio, en Oporto».

Según las mismas fuentes, «el último contacto con el helicóptero se registró hacia las 18.30 horas del sábado 15 de diciembre, en la zona de Valongo».

Finalmente, la aeronave resultó localizada a la 1.30 de la madrugada en medio de la Sierra de Pias, ubicada a unos 15 kilómetros de Oporto, la segunda ciudad portuguesa después de Lisboa.

El helicóptero era un Agusta A109S, operado por la empresa Babcock, tal como confirmaron desde el propio Instituto Nacional de Emergencias.

El canal de televisión RTP había indicado previamente que los cuatro pasajeros eran dos pilotos y dos miembros del servicio sanitario. El primer ministro del país, António Costa, ha lamentado lo sucedido.

«Quiero expresar mis más profundas condolencias a los familiares y amigos de las víctimas y tener unas palabras de solidaridad con todos aquellos que trabajan para el Instituto Nacional de Emergencia Médica (INEM) y ofrecen un servicio incalculable a los portugueses», ha manifestado Costa, según ha recogido la agencia de noticias Lusa.

El INEM puso en marcha una operación de rescate para hallar el helicóptero, que se desplomó sobre las 6.30 de la tarde (hora local) del sábado tras dejar en un hospital de Oporto a un paciente de 76 años que sufría problemas cardiacos.

El helicóptero se dirigía de vuelta a su base en el distrito de Braganza cuando se estrelló debido a las malas condiciones meteorológicas.