Los doctores explicaron a los familiares de Ponce de León que las lesiones cerebrales, que finalmente provocaron su muerte una semana más tarde, se debieron a «un golpe con objeto contundente»
Los doctores explicaron a los familiares de Ponce de León que las lesiones cerebrales, que finalmente provocaron su muerte una semana más tarde, se debieron a «un golpe con objeto contundente» - EFE

Muere un ciudadano cubano por la brutal paliza de efectivos policiales de La Habana Vieja

Iván Michel Ponce de León, de 45 años de edad fallecido el pasado 27 de abril en la sala de cuidados intensivos del Hospital Calixto García, donde fue ingresado con serias lesiones cerebrales y un diagnóstico grave

Corresponsal en La Habana Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Iván Michel Ponce de León, de 45 años de edad y oriundo de Cárdenas, Matanzas, habría sido víctima de una brutal golpiza por efectivos de la Policía Nacional (PNR) de la Habana Vieja y fallecido el pasado 27 de abril en la sala de cuidados intensivos del Hospital Calixto García.

Según testigos presenciales de los hechos, Ponce de León recibió, en la madrugada del 19 de abril, «una soberana golpiza por elementos de la policía con sus tonfas» mientras se encontraba detenido en las instalaciones de la unidad territorial de la PNR en la Habana Vieja, conocida como «Punto 30». Producto de la severa paliza, Ponce de León tuvo que ser conducido al hospital Calixto García donde ingresó con serias lesiones cerebrales y diagnóstico grave con peligro para su vida.

Los doctores explicaron a los familiares de Ponce de León que las lesiones cerebrales, que finalmente provocaron su muerte una semana más tarde, se debieron a «un golpe con objeto contundente». Afirmación que descartaría la caída accidental en los baños del calabozo de la unidad policial donde estaba retenido como han especulado las autoridades policiales implicadas.

Presiones a un testigo

Vicente Rodríguez, amigo del fallecido y vecino de calle Habana 206 entre Tejadillo y Empedrado, Habana Vieja, relató que el testigo de las agresiones propinadas a Ponce de León está siendo presionado y coaccionado por las autoridades policiales para manipular los hechos.

«Iván, junto a este amigo fue interceptado, golpeado y conducido a la estación policial conocida como Punto 30, y al parecer en la unidad policial también fue nuevamente golpeado», explicó Rodríguez, quien además señaló que el amigo, y testigo, había sido liberado el 19 de abril cuando Ponce de León fue conducido al hospital, pero el día 27 cuando este falleció fue arrestado y conducido a la unidad policial de Picota, también en Habana Vieja.

«Las declaraciones del testigo ahora son contrarias a las que dijo en un inicio ante el instructor del caso, cuando fue liberado el 19 de abril», apuntó Rodríguez. Los familiares de Ponce de León están intentando que se haga justicia, pero viven lejos de La Habana y no cuentan con la posibilidad de saber cómo realmente sucedieron los hechos que implicaron su muerte.

El régimen cubano cataloga que toda revelación de información, sobre las muertes que ocurren en prisión o en dependencias de los órganos de la Policía Nacional, será considerada como amenaza a la seguridad nacional del país.