EFE  Olmert y Moratinos, durante la reunión que mantuvieron ayer en Jerusalén

Moratinos afirma que un triunfo de Hamás dificultaría el proceso de paz

El titular de Exteriores y el presidente de Israel, Moshé Katsav, conmemoran los 20 años del establecimiento de relaciones entre los dos países

Actualizado:

LUIS AYLLÓN. ENVIADO ESPECIAL

JERUSALÉN. Miguel Ángel Moratinos aprovechó la fecha en que se conmemoran los 20 años del establecimiento de relaciones diplomáticas con Israel para advertir a los palestinos de que un triunfo de Hamás en las elecciones legislativas dificultaría el proceso de paz.

El ministro de Exteriores, que se reunió con el jefe del Gobierno israelí en funciones, Ehud Olmert, subrayó en una conferencia pronunciada en Jerusalén que todos los últimos interlocutores de Israel han contribuido a avanzar en el camino de la paz e insistió en que el terror y la violencia no conducen a nada.

Olmert había pedido a Moratinos que pasara a los líderes palestinos, con quien se entrevista estos días en Ramala, el mensaje de preocupación de Israel por la posibilidad de que Hamás, una organización fundamentalista islámica que está incluida en la lista de grupos terroristas de la Unión Europea, se haga con el control en Palestina tras los comicios. El ministro, aunque públicamente ha expresado su respeto por el resultado que se produzca, ya compartía esa preocupación y ayer, en una rueda de prensa, reconoció que una victoria de los extremistas dificultaría lo que considera debe ser ahora el paso «de un proceso de paz a un proyecto de paz» con negociaciones directas.

Por la tarde, en una conferencia ante el Consejo de Relaciones Exteriores, Moratinos, se acercó a las tesis israelíes cuando recordó que en ese lado «todos los interlocutores han contribuido a avanzar en el camino de la paz». Así, citó a Isaac Shamir, por acudir a la Conferencia de Madrid; a Isaac Rabin, por dar «el gran impulso político» al proceso; a Simón Peres, por «mantener la esperanza»; a Benjamín Netanyahu, por su valentía en los acuerdos Wye Plantation «al ser el primer jefe de un Gobierno del Likud que aceptó la idea de compartir Samaria y Judea»; a Ehud Barak, y a Ariel Sharón. «Todos ellos», recalcó.

Dicho esto, el ministro subrayó en clara referencia a Hamás: «Mi mensaje a los palestinos es muy claro: el terror y la violencia nunca conseguirán nada».

Visita de Zapatero

Ayer, Moratinos acudió a la residencia del presidente, Moshé Katsav, donde participó en un acto para conmemorar los veinte años del establecimiento de relaciones entre España e Israel, en el que también estuvo presente Tzipi Livni, ministra de Exteriores «in péctore». Moratinos aludió a una «eventual visita» del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, «a lo largo del presente año», además de la que efectuará en los próximos meses el Príncipe de Asturias, una vez hayan pasado las elecciones palestinas e israelíes.

El ministro habló también del clima de confianza mutua y aseguró que los dos países han mantenido una cooperación en la lucha contra el terrorismo, «una lacra que ambas sociedades conocen de cerca».