La mitad de los periodistas detenidos en 2008 están presos en China y Cuba

La mitad de los periodistas detenidos en 2008 están presos en China y Cuba

Un informe de «Freedom House» subraya que la libertad de expresión sigue retrocediendo en todo el mundo, por séptimo año consecutivo

PABLO M. DÍEZ | PEKÍN
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Entre rejas. Así celebrarán hoy el Día Mundial de la Libertad de Prensa los 125 periodistas encarcelados en 2008, la mitad de los cuales se encuentran en China, Cuba y Eritrea.

En los últimos meses, a ellos se han sumado unos cuantos más, como la reportera norteamericana de origen iraní Roxana Saberi, condenada por el régimen teocrático de Teherán a ocho años de prisión tras haber sido acusada de actuar como espía de Estados Unidos. El mismo destino podrían correr Euna Lee y Laura Ling, dos periodistas asiático-americanas del canal de televisión Current que permanecen detenidas desde el pasado 17 de marzo en Corea del Norte, donde van a ser juzgadas por entrar «ilegalmente» en el país desde la frontera con China.

Según un estudio de Freedom House, una organización fundada por el Gobierno de EE.UU. y grupos privados, la libertad de expresión y el derecho a la información volvieron a menguar en 2008 por séptimo año consecutivo. Por primera vez, este retroceso se produjo en todos los continentes del planeta, con situaciones especialmente graves en Europa del Este, Oriente Medio, el Norte de África y naciones suramericanas como Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Guatemala.

De los 195 países analizados, 70 cuentan con una Prensa libre (36 por ciento), 61 con medios «parcialmente libres» (31 por ciento) y 64 con periodistas «no libres» (33 por ciento).

Una vez más, los lugares donde los reporteros tienen más problemas vuelven a ser China, Cuba, Eritrea, Birmania, Irán, Siria, Guinea Ecuatorial, Bielorrusia, Libia, Vietnam, Laos, Corea del Norte, los territorios palestinos, Túnez, Ruanda, Turkmenistán, Uzbekistán y Zimbabue. Pero la libertad de información no sólo está en peligro en Estados totalitarios, sino también en naciones democráticas, como Italia e Israel, y en Hong Kong, donde se está extendiendo la censura del régimen de Pekín.

A pesar de la celebración el año pasado de los Juegos Olímpicos, China sigue siendo la mayor cárcel del pensamiento del mundo, ya que mantiene en sus prisiones y centros psiquiátricos a más de 60 periodistas, disidentes, activistas de los derechos humanos y blogueros.

A tenor de un informe del Comité para la Protección de los Periodistas, el 45 por ciento de los reporteros encarcelados han utilizado internet para expresar sus opiniones o denunciar los abusos del poder. Es el caso de los disidentes chinos Hu Jia, Premio Sajarov de Derechos Humanos, y Liu Xiaobo, firmante de la «Carta 08» por la democracia en el gigante asiático.

Declaración de Obama

Por otro lado, y según informa desde Nueva York Europa Press, el presidente Obama, se declaró ayer «extremadamente preocupado» por la situación de las tres periodistas detenidas, dos en Corea del Norte y una tercera en Irán, en su declaración con motivo del Día de la Libertad Mundial de Prensa, celebrado ayer.

«Mientras el mundo reconoce la importancia capital e indiscutible de la libertad de prensa, los periodistas se encuentran, con frecuencia, en peligro», declaró el presidente Obama, que resaltó que 692 periodistas han sido asesinados desde el inicio de la conmemoración del Día Mundial de la Libertad de Prensa, el 3 de mayo de 1993.