El aeropuerto saudí de Abha
El aeropuerto saudí de Abha - AFP

Un misil de los rebeldes yemeníes impacta en un aeropuerto saudí y deja 26 heridos

«Paralizar los aeródromos saudíes es el camino más corto» dice el portavoz de las milicias hutíes que apoya Teherán

JerusalénActualizado:

Al menos 26 personas resultaron heridas, entre ellas tres mujeres y dos niños, tras el impacto de un misil en el aeropuerto de Abha, al suroeste de Arabia Saudí y a unos 200 kilómetros de la frontera con Yemen. El ataque se produjo pasadas las dos de la mañana y fue reivindicado por los rebeldes hutíes que en su canal Al Masirah informaron del lanzamiento de “un misil de crucero” y anunciaron “grandes sorpresas” en los próximos días. El proyectil impactó en la zona de llegadas y ocho de los heridos tuvieron que ser ingresados en el hospital de la ciudad con “heridas de carácter moderado”, según el portavoz de la coalición internacional que lidera Arabia Saudí, coronel Turki Al Maliki, que calificó lo ocurrido de “crimen de guerra”.

La coalición abrió una investigación para aclarar el tipo de proyectil empleado ya que “prueba que han recibido nuevas armas y que cuentan con el respaldo del Irán para practicar el terrorismo fuera de sus fronteras”, en palabras de Al Maliki. Arabia Saudí ve las manos de su gran enemigo regional detrás de las acciones de los rebeldes yemeníes, que son también chiíes, pero la república islámica niega cualquier implicación en esta guerra que arrancó en 2015. Los hutíes han incrementado el número de operaciones al otro lado de la frontera, pero no es habitual que causen víctimas. El aeropuerto suspendió las operaciones durante cuatro horas y un vuelo tuvo que ser cancelado.

Mohamed Abdul Dalam, portavoz oficial de los hutíes, declaró en su cuenta de Twitter que “paralizar los aeropuertos de Arabia Saudí es el camino más corto para levantar el bloqueo impuesto por la coalición sobre el aeropuerto de Sana”. El mes pasado la fuerza aérea saudí derribó un avión no tripulado enviado por los rebeldes para atacar el aeropuerto de Jizan, también cercano a la frontera, y las “nuevas sorpresas” anunciadas tras el ataque contra Abha podrían consistir en nuevas operaciones contra aeropuertos, según diferentes analistas.

Mohammed al-Attab, corresponsal de Al Yasira en la capital yemení, aseguró que este misil demuestra que los constantes bombardeos de Arabia Saudí han sido incapaces de acabar con el programa balístico de los rebeldes. Hussein Bukhati, periodista cercano a los hutíes consultado por este mismo canal, habló de la puesta en marcha de una estrategia de “ojo por ojo” y recordó las miles de víctimas civiles que han provocado los aviones saudíes en los últimos tres años en los que se han bombardeado escuelas, mercados, hospitales y hasta bodas. Según los datos de Naciones Unidas, la guerra deja ya más de 7.000 muertos y 11.000 heridos y el 65 por ciento de los fallecidos son víctimas de las operaciones aéreas de la coalición que lidera el Gobierno de Riad.