Mireille Knoll
Mireille Knoll - FACEBOOK

Mireille Knoll, la superviviente del Holocausto que ha aparecido carbonizada en su piso de París

Knoll, que había escapado por muy poco de una redada masiva de judíos en la Francia ocupada por los nazis, fue apuñalada hasta en once ocasiones y carbonizada en lo que podría ser un asesinato antisemita

PARÍSActualizado:

La octogenaria Mireille Knoll, que había escapado por muy poco de una redada masiva de judíos en la Francia ocupada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, murió el pasado viernes en París por un presunto ataque antisemita. El cuerpo de esta mujer de 85 años fue hallado parcialmente carbonizado en su apartamento. Dos sospechosos han sido inculpados y detenidos por homicidio voluntario motivado por «la verdadera o supuesta pertenencia de la víctima a la religión judía».

Esta superviviente del holocausto fue apuñalada hasta en once ocasiones y luego quemada en su apartamento del XI arrondissement de París. Los policías del distrito y los bomberos hallaron el cuerpo de la octogenaria parcialmente carbonizado sobre la cama de su vivienda en llamas. «Uno puede pensar que sus asesinos prendieron fuego al cuerpo para borrar todas las huellas», afirmaron fuentes policiales al diario «Le Parisien».

«Estoy conmocionado ante el terrible crimen cometido contra la señora Knoll. Reafirmo mi determinación absoluta en la lucha contra el antisemitismo», ha tuiteado este martes el presidente Emmanuel Macron.

Uno de los sospechosos, nacido en 1989 y conocido por la policía por sus antecedes en casos de violación y agresiones sexuales, es un vecino que tenía la costumbre de visitar a la víctima y pasar todo el día junto a ella en el apartamento. El segundo sospechoso, de 21 años y conocido por cometer pequeños robos con violencia, se encontraba también en el inmueble de Knoll en el día del asesinato.

«Lo conocía desde que era un niño», dijo a la revista Marianne el director de la oficina nacional para la lucha contra el antisemitismo. «Al parecer, mi madre lo conocía muy bien. La había ayudado durante muchos años hasta qeue tuvieron una fuerte discusión», afirma el hijo de la víctima a la agencia France Press.

La fiscalía de París sigue la pista antisemita en un crimen que conmocionado a la opinión francesa, especialmente a la comunidad judía del país que desde hace años teme un rebrote antisemita después de que en abril de 2017 tuviera lugar también el asesinato de Sarah Halimi, una judía ortodoxa de 65 años asesinada en París por su vecino.