El ministro de Exteriores español, Alfonso Dastis, junto al ministro alemán de Exteriores, Sigmar Gabriel, durante una rueda de prensa conjunta en el Ministerio de Exteriores en Berlín
El ministro de Exteriores español, Alfonso Dastis, junto al ministro alemán de Exteriores, Sigmar Gabriel, durante una rueda de prensa conjunta en el Ministerio de Exteriores en Berlín - EFE

Los ministros de Exteriores de Alemania y España irán juntos a México para defender el libre comercio

Alfonso Dastis y Sigmar Gabriel han decidido hacer algo sin precedentes: un viaje conjunto para hacer valer allí el apoyo de Europa a Latinoamérica y la defensa del libro comercio

Corresponsal en BerlínActualizado:

El ministro alemán de exteriores, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, ha descrito la relación actual entre España y Alemania como de «complicidad» y la prueba de ello es que en el almuerzo al que ha invitado al ministro español, Alfonso Dastis, ambos han decidido poner en marcha una iniciativa sin precedentes, un próximo viaje conjunto a México para hacer valer allí el apoyo de Europa a Latinoamérica y la defensa del libro comercio.

«Hemos hablado de la posibilidad de viajar a México como un ejemplo, no porque nos centremos solamente en ese país», ha explicado el ministro Dastis, mencionando que también barajan viajar juntos a otros países de Latinoamérica e incluso de África, para defender en esos escenarios posiciones internacionales conjuntas y clave. «Se me ocurre que cuando vayamos a México lo que haremos será resaltar la comunidad de valores y de intereses que hay entre Europa y América Latina. Y concretamente en México eso se puede materializar ahora mismo en la defensa del libre comercio, un comercio libre y justo, o en la defensa de una política de inmigración que no sea discriminatoria».

Gabriel ha subrayado la «gran ayuda» y la «experiencia» que aporta España en estos momentos en materias tan cruciales como inmigración y refugiados o relaciones con Latinoamérica. También ha reconocido la aportación de numerosos trabajadores españoles en Alemania a lo largo de las últimas décadas y se ha felicitado por el «optimismo europeísta» que percibe en la administración española.

Dastis, por su parte, ha destacado la necesidad de «ante los retos actuales, trabajar juntos a favor de una mejor Europa», «tenemos que trabajar a 27», ha dicho el ministro español, insistiendo que solamente en caso de que algunos miembros no estén en condiciones de dar algún paso concreto, lo puedan dar otros y el resto ir incorporándose cuando pueda, para remarcar que la Europa de las dos velocidades «en ningún caso debe ser entendida como una división». «Esa unidad», ha seguido el ministro español, «la tenemos que emplear en primer lugar en la negociación con el Reino Unido, para diseñar una relación a partir de Brexit en la que los 27 vayan de común acuerdo, y creo que en esto vamos en la buena dirección».

Ambos ministros, durante la comparecencia conjunta ante la prensa tras el almuerzo, han debido responder a preguntas por Escocia y por Cataluña. Y sus respuestas son como dos gotas de agua: «respeto a la legislación vigente en cada Estado miembro de la UE» y «posición de partida hacia borrar fronteras, no hacia crear otras nuevas».