Gerard Collomb
Gerard Collomb - AFP

Macron acepta la dimisión del ministro de Interior Gerard Collomb

Se trata de la séptima dimisión de un ministro en año y medio de gobierno

CORRESPONSAL EN PARÍSActualizado:

El presidente francés, Emmanuel Macron, aceptó el pasado martes la dimisión de su ministro de Interior, Gerard Collomb. Horas antes, el ya exministro había insistido en que la máxima autoridad del gobierno galo diese validez a su renuncia. Macron la había postergado al considerar que su consumación se consideraba un golpe considerable a los pilares del «macronismo». Se trata de la séptima dimisión de un ministro en un año y medio de gobierno.

En su día, Richard Ferrand, ministro de la Cohesión de los territorios, dimitió salpicado por un confuso escándalo personal. François Bayrou, ministro de Justicia, y Marielle de Sarnez, ministra de asuntos europeos, dimitieron por estar envueltos en un escándalo de empleos ficticios pagados con dinero del Parlamento Europeo, como Sylvie Goulard, ministra de la Defensa. Nicolas Hulot, ministro de la Transición ecológica, decidió dimitir por considerar que su cargo le parecía inútil. Laura Flessel dimitió envuelta en presunciones de escándalo fiscal.

Gerard Collomb pudo dimitir por razones mucho más políticas. El ministro del Interior ha llegado a criticar públicamente la gestión del presidente de la República, al frente de un gobierno «demasiado altivo».

Collomb y Macron celebraron sin éxito una cena de «reconciliación». En vano. Macron confirmó entonces a su ministro, que después volvió a la carga, haciendo explícito su deseo de dimitir.

Georges Képénékian, alcalde de Lyon, ha confirmado al matutino Le Figaro su decisión de poner su cargo «a disposición» del todavía ministro del Interior.

La dimisión de Collomb supone un nuevo «síntoma» de las dudas e incertidumbre que amenazan el proyecto político global de Emmanuel Macron.