La ministra italiana de Trabajo: «Los jóvenes son muy quisquillosos al escoger un empleo»

Elsa Fornero abandona una reunión con una asociación local al ser abucheada por un grupo de manifestatnes tras realizar estas polémicas declaraciones

roma Actualizado:

La ministra italiana de Trabajo, Elsa Fornero -l a recordamos por haber llorado cuando tuvo que anunciar los recortes que proponía Mario Monti- abandonó este martes una reunión con una asociación local en Turín (norte de Italia) al ser increpada por algunos representantes del sindicato Cobas y el Partido de la Refundación Comunista.

Los abucheos se produjeron tras la polémica creada por unas declaraciones realizadas este martes en Milán en las que la ministra de Trabajo afirmó que los jóvenes son «muy quisquillosos» a la hora de escoger trabajo, según informaron hoy los medios de comunicación italianos.

A su llegada a la sala del centro Grosa de Nichelino, en Turín, Fornero fue abucheada por una veintena de miembros del sindicato y del Partido de la Refundación Comunista al grito de «!Vergüenza, vergüenza. Ladrones. Nadie os ha elegido nunca!», en referencia la Gobierno tecnócrata del primer ministro Mario Monti.

La ministra Fornero, que rompió a llorar el pasado diciembre tras anunciar los recortes del Gobierno, afeó a los representantes del partido y del sindicato por impedir «un ejemplo de democracia».

«Esto no es un ejemplo de democracia y estoy profundamente decepcionada de que en nuestro país se niegue el diálogo», aseveró Fornero, quien añadió: «Puedo soportar muchas cosas, pero no la prepotencia».