El palestino Osama Ali al-Badan, otro adolescente que fue disparado pero que sobrevivió
El palestino Osama Ali al-Badan, otro adolescente que fue disparado pero que sobrevivió - AFP

Militares israelíes matan de varios disparos a un menor palestino esposado y con una venda en los ojos

Los soldados «respondieron con medios de dispersión antidisturbios y arrestaron» a uno de los involucrados en los enfrentamientos, «que trató de escapar»

JerusalénActualizado:

Un menor palestino fue tiroteado la semana pasada por soldados israelíes cuando huía esposado y con los ojos tapados tras una detención previa, un polémico incidente que trascendió el lunes y por el que el Ejército israelí ha abierto una investigación.

Los hechos, con imágenes captadas por las cámaras de dos fotógrafos, han causado controversia tras ser difundidos hoy por medios como el periódico israelí Haaretz.

El diario muestra fotos y vídeos del momento en que un adolescente de 15 años, identificado como Osama Hajajra, huye de los militares maniatado y con los ojos vendados, después de haber sido detenido bajo sospechas de que había arrojado piedras contra militares y civiles israelíes junto al pueblo de Tekoa, cercano a la ciudad cisjordana de Belén.

Tras recibir el menor un disparo en la ingle, denuncia el periodista Guideón Levy en Haaretz, varios soldados lo mantuvieron atado y herido en el suelo hasta que algunos palestinos presentes en el lugar de los hechos lo evacuaron en brazos para llevarlo al hospital.

A preguntas de Efe, un portavoz militar informó de que se ha abierto una investigación para aclarar los hechos, y añadió que el incidente se produjo después de «disturbios violentos», con «lanzamiento masivo de piedras contra fuerzas del Ejército y vehículos israelíes que circulaban por la carretera, poniendo en peligro la vida de los civiles y las tropas».

Los soldados «respondieron con medios de dispersión antidisturbios y arrestaron» a uno de los involucrados en los enfrentamientos, «que trató de escapar».

Tras detenerle otra vez, el palestino huyó de nuevo, y durante la persecución se le disparó «en la parte inferior del cuerpo», tras lo que las mismas fuerzas le proporcionaron «tratamiento médico inmediato», aseguró la oficina de prensa castrense.

Las fuerzas israelíes no volvieron a detener al menor tras ser llevado al hospital, indicó el periódico israelí Yediot Ahronot, aunque el Ejército no aclaró a Efe esta información.