Un millonario judío de Boston, posible embajador en España

Un millonario judío de Boston, posible embajador en España

Alan Solomont figura en las quinielas iniciales para el puesto

P. RODRÍGUEZ | WASHINGTON
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Aunque uno de los refrescantes mensajes de su campaña fue acabar con el «amiguismo» en Washington y limitar la influencia del dinero en la política, el presidente Obama parece dispuesto a continuar con la criticada práctica de repartir puestos de embajador entre sus grandes donantes electorales. Una tradición no escrita pero férrea por la que aproximadamente un 30 % de los 170 puestos disponibles de embajador de Estados Unidos son reservados para contactos de alto voltaje con la Casa Blanca.

Justo antes de su toma de posesión, el propio Barack Obama ya admitió que «probablemente habrá algunos» de estos nombramientos, que en la jerga de Washington son identificados como embajadores «de vanidad» o «de solamente en metálico». Aunque su Administración ha apuntado su deseo de limitar estos compromisos y utilizar personas con credibilidad o que sepan idiomas locales, los aspirantes que surgen en la rumorología capitalina apuntan hacia una llamativa correlación con el volumen de donaciones electorales facilitadas a los demócratas.

Para la vacante que dejó en Madrid el embajador Eduardo Aguirre ha surgido por ahora, según las fuentes diplomáticas y periodísticas consultadas, el nombre de Alan Solomont, un millonario judío de Boston al que el entonces presidente Bill Clinton llegó a nombrar «money man» (hombre del dinero) del Comité Nacional Demócrata en 1997. Un puesto desde el que consiguió canalizar donaciones por valor de hasta 40 millones de dólares, con un talento del que se beneficiaron también las candidaturas presidenciales de Al Gore y John Kerry.

Nacido en Boston en 1957 y padre de dos hijas, Solomont es un conocido empresario del sector de los servicios médicos y asistenciales. A pesar de su vinculación con los Clinton, operó en la candidatura presidencial de Barack Obama como responsable de finanzas en toda la región noroeste de Estados Unidos.

Los candidatos a embajador deben pasar una inspección del FBI y ser ratificados por el Senado antes de ser nombrados por el presidente, por lo que aún es pronto para dar por sentado ningún nombre. Según estos primeros indicios, para el puesto de Londres parece aspirar el magnate Louis Susman, de Chicago, un precoz y destacado patrocinador de Obama. Charlie Rivkin, empresario del mundo del espectáculo de California, también ha sido mencionado para la vacante de París. Sin olvidar el magnate deportivo Art Rooney para el puesto de Irlanda.