Miles de venezolanos, ayer, en la Puerta del Sol de Madrid, en respaldo al apoyo de la UE a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela - EP
Crisis en Venezuela

Miles de venezolanos claman en Madrid contra la «tibieza» de Sánchez con Guaidó

Una multitudinaria concentración en Sol reclamó al Gobierno que lidere el apoyo de la UE contra Maduro

MadridActualizado:

«¿Quiénes somos? ¡Venezuela! ¿Qué queremos? ¡Libertad!». El mensaje con el que ayer se manifestaron miles de venezolanos resonó con fuerza en la Puerta del Sol de Madrid. Banderas tricolor, pancartas y gorras con la silueta del país fueron las «armas» sin balas con las que, emigrantes forzosos, clamaban por un cambio a gritos de «democracia». Lo hicieron en una multitudinaria concentración en la que, en numerosas ocasiones, se apeló a la falta de compromiso que el jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, ha tomado en la crisis venezolana y la «tibieza» con la que ha tratado la proclamación de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela. «¡Sánchez, escucha, únete a la lucha!», corearon con fuerza desde el centro de la capital.

«La situación allá es horrible. Nuestras familias lo están pasando muy mal», lamentaba Juan Antonio Rodríguez, venezolano -de origen español, que emigró desde Canarias en 1957- que lleva una década en España. «La situación es desesperada. Estamos luchando para ver si salimos de este enredo», dice días después de que Juan Guaidó haya sido declarado presidente interino de su nación. Mientras esperaba el inicio de la manifestación, Juan Antonio escuchaba una grabación en la que el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, aseguraba que «el tiempo para dialogar había concluido» . «Esto va a ser rápido. Contamos con muchísimo apoyo», resumía esperanzado.

Su hija Laura no teme una intervención internacional: «La apoyamos si es necesaria para ayudarnos a sacar a Maduro del poder, así como a todos los militares de la cúpula corruptos y multimillonarios que tienen a sus hijos viviendo la gran vida aquí en Madrid», dijo, tras acudir al corazón de la capital para mostrar su repulsa a Nicolás Maduro y «sus secuaces». «Están gastando 8.000 y 10.000 dólares en discotecas, comprando medio Madrid con dinero que han robado. Mientras, el resto del país se muere de hambre, no tiene medicinas y sufre una inflación insostenible», opinaba indignada.

Entre miles de venezolanos anónimos, todos ellos con la mochila del dolor y la «impotencia de luchar desde tan lejos», se encontraban también diplomáticos como Fernando Gerbasi, exembajador de Venezuela. «Juan Guaidó representa el espíritu constitucional que anhelamos. Somos pacientes y esperamos que España reconozca en 24 horas al legítimo presidente de Venezuela», exigía, «cansado» de oír que Guaidó es un «presidente autoproclamado». «Él está cumpliendo su obligación, el mandato constitucional», decía en una posición firme contra Maduro.

También estuvo en primera línea el padre del opositor bajo arresto domiciliario Leopoldo López, que no dudó en coger el micrófono para defender la misma posición contra Maduro que su hijo, líder de Voluntad Popular: «Teníamos millones de sueños. Ahora hay que soñarlos despiertos. Después de tantos muertos, de tantas humillaciones, el sueño se va a cumplir. Pronto podremos gritar que, además de venezolanos, seremos el país más democrático de América».

En la línea de lo que expresó ayer Mike Pence, el exalcalde de Caracas Antonio Ledezma dijo desde Madrid que « el diálogo es un capítulo cerrado». «Maduro nos ha estafado a nosotros y a la comunidad internacional. Estamos a pocas horas de lograr la libertad. La noche de hoy será histórica. Amor con amor se paga. Que Dios bendiga a España. Que Dios bendiga a Venezuela», gritó, arrancando los aplausos y vítores de los congregados. Y añadió: «Presidente Sánchez, Venezuela está esperando que España se ponga en primera fila».

Lágrimas por el dolor ajeno

Entre los manifestantes reunidos bajo el reloj de la Puerta del Sol no solo había venezolanos. La crisis en el país también ha conmovido los corazones de quienes no han nacido en Venezuela ni tienen familiares allí. «Se me vienen las lágrimas a los ojos al pensar en el dolor de esta gente. Es inconcebible que, en pleno siglo XXI, aún haya países donde la dictadura es la forma de poder. Basta ya de todo esto, basta ya», exigía María Cobo, madrileña. En este sentido también se expresó Adolfo Suárez Illana. «Hoy todos somos venezolanos. Algunos nacisteis allí y lo lleváis en la sangre. Otros nacimos aquí y lo llevamos en el alma. Siento profunda gratitud por Venezuela, con el mismo amor con el que fuimos recibidos os recibimos ahora a vosotros», dijo el presidente de la fundación Concordia y Libertad.

«No se quede atrás, señor Sánchez, vamos con la democracia, vamos con la libertad, vamos con Guaidó», añadió también el líder de Ciudadanos Albert Rivera. Los candidatos del PP a la presidencia de la Comunidad de Madrid y la a la alcaldía de la capital , Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida, reclamaron asimismo a Sánchez que «no se ponga de perfil» y que reconozca a Juan Guaidó en lugar de «esconderse» tras la UE.