Uno de los manifestantes en Caracas muestra una pancarta contra el presidente Chávez. Ap

Miles de opositores salen a la calle para llamar cobarde a Chávez y pedir al ejército que lo derribe

Cientos de miles de personas se manifestaron ayer en Caracas para exigir la renuncia del presidente Hugo Chávez y una parte de ellos pidió a gritos a los militares que intervengan. La popularidad del presidente ha vuelto a sus niveles más bajos de desde la intentona golpista del 11 de abril pasado.

ENRIQUE SERBETO. Corresponsal. MÉXICO
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La manifestación de ayer era precisamente una conmemoración de aquella jornada y fue convocada bajo las consignas «Ni un paso atrás» y «Ni un muerto más» -en abril hubo al menos 16- y «En contra del mediocre» en referencia al presidente en cuyo mandato se ha dividido radicalmente la sociedad venezolana, al tiempo que según los expertos la economía se ha hundido hasta niveles desconocidos en el país.

Más de 20 observadores internacionales estuvieron presentes en la marcha -probablemente una de las mayores de la historia de Caracas- que se desarrolló con normalidad y en un ambiente festivo, a pesar de los incontables rumores sobre la posibilidad de un nuevo golpe de Estado o de que se produjese un nuevo episodio violento.

Proteger el Palacio

El operativo coordinado entre los cuerpos de seguridad sumó 1.200 agentes de policía para evitar incidentes. El alcalde chavista del Municipio Libertador de Caracas, Fredy Bernal, volvió a impedir el  sobrevuelo en el helicóptero, para evitar que las cámaras de televisión captasen la dimensión de esta manifestación, que probablemente haya sido la más grande de todas las que se han organizado contra Chávez.