El presidente de México, Enrique Peña Nieto
El presidente de México, Enrique Peña Nieto - EFE

México celebra el nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos «esté o no esté Canadá»

Aún no se sabe si Ottawa aceptará las condiciones pactas entre los dos países o buscará un acuerdo por su cuenta con cada uno de ellos

Corresponsal en MéxicoActualizado:

Todo queda atado y bien atado. México ha logrado sellar un nuevo tratado con Estados Unidos que elimina las incertidumbre que ha rodeado la relación comercial entre ambos países desde la llegada de Donald Trump a finales de 2016, quien enarbolaba un agresivo discurso en contra del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés). Con el nuevo acuerdo, que sustituirá al NAFTA, México fija las normas que regularán su comercio con la primera potencia durante los próximos 16 años y que, además, permiten a la economía azteca recuperar la confianza de los inversores y de los mercados. La única duda pendiente de resolver es si Canadá aceptará las condiciones negociadas entre México y Estados Unidos o si decidirá buscar un acuerdo distinto con cada uno de sus dos socios.

En México, por el momento, la noticia no es si Canadá se suma al acuerdo, sino lo importante que es haber cerrado un tratado con su principal socio comercial que hace apenas unas semanas parecía difícil que llegará a materializarse. «Con o sin Canadá, habrá un tratado de libre comercio con Estados Unidos», dijo Luis Videgaray, canciller mexicano, a las pocas horas de conocerse la noticia. «Empieza un nuevo gobierno en un entorno de mucha certidumbre económica», agregó Videgaray en referencia a la presidencia de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) que comenzará en diciembre de este año, después de recabar más del 50% de los votos en las elecciones del pasado 1 de julio.

Precisamente, la inminente toma del poder de López Obrador, un político que apoya políticas económicas de izquierda, ha acelerado significativamente las negociaciones de un pacto comercial, cuyo futuro podría haberse enredado aún más con la llegada del nuevo gobierno en México. No obstante, AMLO se ha mostrado a favor de un pacto que, en su opinión, es un paso que da «estabilidad económica, financiera» al país. «Se fijó nuestra postura desde el principio con firmeza y reconozco que el presidente Donald Trump escuchó», señaló AMLO.

López Obrador, sin embargo, recalcó que sería positivo que Canadá se sume al tratado. «Nos interesa mucho que sea un tratado de tres países». Igualmente, el todavía presidente de México, Enrique Peña Nieto, expresó en un mensaje en Twitter que deseaba que Canadá se incorporé al principio de acuerdo al que han llegado México y Estados Unidos. En ese aspecto, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, estimó que Canadá podría unirse esta misma semana al tratado. «El mercado estadounidense y los mercados canadienses están muy entrelazados. Es importante para ellos que cerremos este acuerdo», dijo Mnuchin en una entrevista con la televisión CNBC.

Desde el inicio de las negociaciones, el país azteca ha buscado una renovación del NAFTA conformado por Canadá, Estados Unidos y México. Ante la agresividad con la que Trump se ha referido a las empresas que invierten al sur del Río Grande, México ha buscado la renovación de un acuerdo trilateral en el que contar con la complicidad de Canadá para hacer fuerza contra Estados Unidos.