Un mexicano podría salir del corredor de la muerte tras 25 años encerrado por un crimen que no cometió

Vicente Benavides ingresó en prisión atado de pies y manos por, presuntamente, violar y matar a un bebé de 21 meses

MadridActualizado:

Podría ser perfectamente el argumento de una película de sobremesa, pero es tan real como la vida misma. Vicente Benavides, un mexicano nacido en Jalisco, saldrá del corredor de la muerte después de pasar 25 años encerrado por un crimen que no cometió. Un cuarto de siglo después ha conseguido demostrar su inocencia.

Departamento de Correccionales de California
- Departamento de Correccionales de California

Según informan medios locales, entre ellos el «Milenio» de Jalisco, cruzó la frontera con Estados Unidos cuando tenía 29 años en busca de un futuro (y un presente) mejor. Encontró trabajo en Texas y formó un hogar junto a una norteamericana de nombre Estella.

Un mal día, y aquí empezó todo, Estella se fue a trabajar dejando a Vicente Benavides al cargo de sus dos hijas. La mayor se fue a hacer un trabajo a casa de una amiga y la pequeña, un bebé de 21 meses, desapareció durante unos minutos. Al rato la encontraron junto a unos coches, con los ojos abiertos pero inmóvil. No reaccionaba. Y salieron a toda prisa hacia el hospital donde trabajaba Estella para recuperarla.

La pequeña, de nombre Consuelo, presentaba heridas compatibles con una violación y, tras ser intervenida, acabó muriendo. Vicente fue detenido después de que la policía encontrase restos de sangre y semen en el dormitorio conyugal. Pese a que su mujer alegó que habían mantenido relaciones la noche anterior, Vicente fue declarado culpable.

Benavides fue condenado a muerte por violación, conducta lasciva y asesinato en un juicio en el que apenas puedo exponer su versión debido a su escaso nivel de inglés. Y ahora, tras 25 años encerrado, una peripecia judicial podría sacarlo del corredor de la muerte. Los expertos médicos han cambiado de versión (ahora dicen que no hubo violación) y el 4 de abril se producirá una nueva vista judicial.

Según apunta el «Milenio» de Jalisco, en este careo podrían pasar varias cosas: que se reabra el caso con los nuevos testimonios, que impongan a Benavides una fianza o que directamente sea puesto en libertad por falta de elementos en su contra.