El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y a la canciller alemana, Angela Merkel
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y a la canciller alemana, Angela Merkel - AFP

Merkel felicita a España por los 40 años de Constitución

La canciller alemana vuelve a ponerse abiertamente de parte de la Constitución española, como hizo este año, cuando la presencia de Puigdemont en Berlín suscitó rumores de mediaciones

Corresponsal en BerlínActualizado:

«La Constitución de 1978 es un hito en la historia de su país», comienza Angela Merkel el mensaje de felicitación enviado al presidente de España, Pedro Sánchez, y con el que desea hacer extensible a todo el pueblo español su felicitación por los 40 años de vida en democracia propiciada por el texto constitucional. «Les envío a usted y a todos sus compatriotas mi felicitación de corazón por ello».

En lugar de felicitaciones navideñas o expresiones de buenos deseos para el próximo año, la canciller alemana ha preferido estos días felicitar a España por el aniversario de la Constitución, vinculándolo con una trayectoria de éxito e integración en la Unión Europea. «Europa ha allanado el camino para la transición pacífica de España hacia la democracia y la integración en el mundo», dice el mensaje enviado a Moncloa, con el que Merkel vuelve a ponerse abiertamente de parte de la Constitución española, como hizo este año, cuando la presencia de Puigdemont en Berlín suscitó rumores de mediaciones europeas entre Madrid y Barcelona y la canciller zanjó el asunto calificándolo de «asunto interno que ha de ser resuelto de acuerdo a la Constitución española y a las leyes vigentes en ese país».

«Alemania y España recuerdan muchos años de relaciones de confianza y relaciones recíprocas», sigue la misiva, «esto incluye nuestras tradiciones constitucionales y el diálogo sobre desarrollo de la libertad y los derechos fundamentales». «Tanto la Constitución española como la Ley Fundamental alemana garantizan en este vínculo la constitucionalidad de nuestros países y las libertades de nuestros ciudadanas y ciudadanos, formando de este modo una base duradera de nuestro bienestar social».

El hecho de que Merkel se ocupe de este asunto en estas fechas no es baladí. El comunicado de esta felicitación ha sido emitido junto a notas tan importantes como la última llamada de la canciller a Putin para transmitirle en primera persona la última posición conjunta de Alemania y Francia sobre la situación en Ucrania, consensuada solo unas horas antes entre Berlín y París. Si Merkel considera oportuno incluir en su agenda la Constitución española es porque sin duda percibe en la situación política de nuestro país una amenaza para la UE en su conjunto. También parece asomar a intención de apuntalar unas relaciones bilaterales que durante el último año se han deteriorado considerablemente. «Me alegraré de saber que nuestra cooperación, tanto bilateral como en el marco de la UE, se estrecha», termina la carta, con la que Merkel y su gobierno de gran coalición toman postura inequívoca a favor de la Constitución española.