Merkel abre su segundo mandato tras una cómoda votación en el Bundestag

Merkel abre su segundo mandato tras una cómoda votación en el Bundestag

RAMIRO VILLAPADIERNA | BERLÍN
Actualizado:

El programa centrista y liberal que encabeza Angela Merkel recabó ayer un importante respaldo en el Parlamento alemán, en su XVII legislatura, pero también algún voto crítico entre las propias filas que augura dificultades.

La líder democristiana, de 55 años, ha superado la prueba de ser la primera mujer canciller y ha sido reelegida para otros cuatro años al frente de la primera economía de Europa. Si en su primer mandato supo hacerlo con los socialdemócratas, con un programa de continuismo en las reformas moderadas, esta vez lo hará con el Partido Liberal (FDP) y un acuerdo para flexibilizar los mercados.

Merkel fue reelegida por 323 de los 612 diputados presentes, con una cómoda mayoría de 332 diputados democristianos (CDU/CSU) y liberales. Aunque le faltaron 9 votos de sus propias filas -lo que refleja lo disputado de unos planes de coalición que ha tardado 19 días en pergeñar-, Merkel fue ovacionada tras pronunciar su tradicional y necesaria «aceptación del cargo». Y recibió un ramo de flores del jefe de la oposición, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier.

El espíritu liberalizador en tiempos de crisis no ha evitado la controversia: los liberales se inclinan por probar algo nuevo para relanzar la economía, pero han escuchado acusaciones de aventurerismo. Alemania puede alcanzar en 2010, con 90.000 millones de euros, el mayor endeudamiento hasta la fecha.

Confianza en Schäuble

Tampoco el programa se libra de críticas exteriores: el presidente del Eurogrupo dice temer que el Pacto de Estabilidad de la Unión Monetaria se debilite si Alemania no regresa a una «política financiera sólida» en 2011. El programa da «escaso relieve a elementos de consolidación, con un enfoque demasiado fuerte en los expansivos». Jean-Claude Juncker confía en el rigor del ministro de Hacienda Schäuble contra el endeudamiento.

En referencia a éste el primer ministro luxemburgués se pregunta en el Handelsblatt «¿cómo podrán explicar el ahorro a sus ciudadanos Luxemburgo, Bélgica o Austria si Alemania o Francia no se atienen a ello?». Los politólogos coinciden en la maestría de Merkel para solucionar problemas. Gero Neugebauer, de la Universidad Libre de Berlín, la ve «conduciendo al pueblo a través del Mar Rojo de la crisis», pero Gerd Langguth, de la Universidad de Bonn, recuerda que «le basta con solucionar el hoy, sin pensar en mañana».

La canciller y su equipo fueron confirmados por el jefe de Estado, Horst Köhler, y celebraron el primer consejo de ministros, antes de la tradicional «primera visita» a París.