REUTERS

Al menos siete muertos en un asalto al cuartel de la ONU en el norte de Mali

Hombres armados han asaltado la sede en Tombuctú de la misión de la ONU en el país, la Minusma

Otro «casco azul» resultó víctima de un un ataque anterior este mismo lunes en Douenza

El CairoActualizado:

Al menos ocho personas han muerto en sendos ataques contra posiciones de la ONU en Mali, según ha confirmado la misión de las Naciones Unidas en el país, la Minusma. Un primer «casco azul» murió víctima de un asalto coordinado de un grupo de desconocidos armados con kalashnikovs a un campamento de la ONU en Douenza (centro) la mañana del lunes, mientras que un número preliminar de siete personas han muerto en un segundo ataque esa misma tarde contra la sede de la Minusma en Tombuctú (norte).

Hombres armados no identificados trataron de asaltar el cuartel de las fuerzas de la ONU en Tombuctú armados con granadas y fusiles de asalto. «Cuando llegaron a la entrada principal de la Minusma en Tombuctú, abrieron fuego contra los guardias de seguridad, que murieron en el acto», ha relatado una fuente de la misión de la ONU sobre el terreno a la AFP. La Minusma ha respondido al ataque con el despliegue de la tropas de respuesta rápida para asegurar la sede, mientras que varios helicópteros de ataque fueron organizados para localizar a otros posibles atacantes.

Entre las víctimas se cuentan cinco guardias de seguridad de la Minusma, todos de nacionalidad maliense, un gendarme de las fuerzas de seguridad de Mali y un agente civil contratado por la ONU. Otras siete personas resultaron heridas, dos de ellas de gravedad. Seis terroristas fueron abatidos.

«Condenamos este acto cobarde y despreciable, que se produce horas después de los ataques que hemos sufrido en Douenza, en contra del personal de nuestra Misión de Paz que tiene el objetivo de llevar asistencia al Gobierno y al pueblo de Mali. Debemos combinar todos los esfuerzos para identificar y detener a los responsables de estos actos terroristas», ha declarado el representante especial de las Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Mali (Minusma), Mahamat Saleh Annadif.

Dos ataques en un día

Antes del ataque en Tombuctú, a las 5:30 de la mañana hora local dos grupos de hombres armados no identificados abrieron fuego contra un campamento de la ONU en Douenza, región de Mopti, matando a al menos «casco azul» de nacionalidad no especificada y un soldado maliense. Según ha detallado la portavoz de la Minusma, Radhia Achouri en un comunicado, un primer grupo de asaltantes atacaron un costado del campamento, mientras que un segundo grupo se emboscaba para un ataque lateral. Las fuerzas de la ONU «respondieron al fuego» y al menos dos de los atacantes fueron abatidos.

Pese a la intervención militar francesa en 2013, que logró reducir la sublevación en el norte del país y el avance hacia Bamako de grupos terroristas afines a Al Qaida, y la presencia de al menos tres fuerzas de pacificación internacionales en el país, la instabilidad en Mali ha aumentado en los últimos meses, contagiándose desde el norte hasta el centro del país. A las fuerzas regionales y francesas se une la misión de las Naciones Unidas para Mali (MINUSMA) y tropas de la Unión Europea, con un importante contingente español.