magen que muestra a uno de los dos barcos en llamas en el Estrecho de Kerch, este lunes entre la frontera de Crimea y Rusia
magen que muestra a uno de los dos barcos en llamas en el Estrecho de Kerch, este lunes entre la frontera de Crimea y Rusia - EFE

Al menos diez muertos por el incendio de dos buques en el estrecho de Kerch

La Agencia Federal de Transporte Marítimo ha confirmado 9 desaparecidos y el rescate con vida de 12 tripulantes de las dos embarcaciones de nacionalidad india y turca

MoscúActualizado:

Serguéi Axiónov, el responsable designado por Moscú para gobernar Crimea, península que Rusia se anexionó en marzo de 2014, acaba de corregir a la baja la cifra de víctimas confirmadas que se había facilitado anteriormente, de 14 a 10 muertos, a causa del incendio que se declaró el lunes en el estrecho de Kerch de dos buques cisterna, el "Candy" y el "Maestro", ambos con bandera de Tanzania.

Además de esos 10 cuerpos hallados en el mar sin vida, hay 9 desaparecidos y 12 rescatados de las aguas e ingresados en centros sanitarios de Crimea, todos ellos nacionales de Turquía (16) e India (15). El portavoz de la Agencia de Transporte Fluvial y Marítimo, Alexéi Krávchenko, ha declarado a la radio Eco de Moscú que "las posibilidades de encontrar a algún marinero más con vida son nulas (...) no llevaban chalecos salvavidas y se los tragó el mar ante los ojos de los socorristas", por lo que el balance total de muertos podría situarse en los 19. Aseguró, no obstante, que el estado de los hospitalizados puede calificarse de "aceptable".

El incidente se produjo mientras se bombeaba el combustible de un barco a otro, pero se desconocen todavía las causas que provocaron la explosión. Las tripulaciones de los dos navíos suman un total de 31 marineros. Todos ellos, a excepción de los que pudieron perecer de inmediato tras la deflagración, se arrojaron al agua para ponerse a salvo de las llamas. Al parecer, en ese momento había mar picada.

Todo ello sucedió muy cerca del paso por debajo del Puente de Crimea, que une la península con Rusia y que fue inaugurado por el presidente Vladímir Putin en mayo del año pasado. Ese paso es el único a través del que los barcos pueden navegar desde el mar Negro al de Azov y viceversa.

En esta misma zona, el pasado 25 de noviembre, barcos guardacostas rusos dispararon contra tres navíos de la Marina ucraniana, dos lanchas artilladas y un remolcador, los abordaron y detuvieron a todos sus 24 tripulantes, detenidos ahora en prisión preventiva en Moscú acusados de violar las aguas territoriales rusas.