Ascienden a 209 los cuerpos recuperdos del naufragio de un ferry con 400 personas en el lago Victoria

La nave naufragó este jueves cuando cubría una ruta entre las islas de Ukerewe y Ukara

Dar es SalamActualizado:

El número de cadáveres recuperados tras el naufragio de un barco en el lago Victoria, en el noroeste de Tanzania, ha ascendido a 209, según el último recuento ofrecido por las autoridades.

Tras reanudarse las tareas de rescate esta mañana, los servicios de emergencia han recuperado otros 50 cadáveres, que se suman a los 44 de anoche, confirmó el comisionado de la región de Mwanza, John Mongella, citado por medios locales.

La cifra de supervivientes supera, según las últimas informaciones, las 40 personas.

La nave, llamada MV. Nyerere, naufragó ayer en las aguas del lago Victoria, a solo 50 metros del puerto donde iba a atracar, mientras cubría una ruta entre las islas de Ukerewe y Ukara con unos 400 pasajeros a bordo, pese a que su capacidad máxima era de 100 personas y veinticinco toneladas de carga.

Las operaciones para tratar de encontrar supervivientes y recuperar cadáveres, que siguen en marcha, se interrumpieron durante la noche y fueron retomadas esta mañana.

La cifra de fallecidos podría aumentar en las próximas horas, ya que decenas de personas continúan desaparecidas.

Según testigos citados por el diario local The Citizen, los pescadores que operaban en los alrededores se dirigieron inmediatamente a la zona para tratar de salvar a los pasajeros.

El presidente tanzano, John Magufuli, envió anoche sus condolencias a las familias de los fallecidos y deseó una pronta recuperación a aquellos que han sido trasladados a dependencias médicas para recibir tratamiento.

Por su parte, el ministro de Transporte, Isaac Kamwelwe, y el director general de la Policía, Simon Sirro, se trasladaron a la zona del accidente.

El barco está operado por la estatal Agencia de Servicios Electrónicos y Electromecánicos de Tanzania (TEMESA) y se hundió mientras cubría el recorrido entre las islas de Ukerewe y Ukara, en la parte sur del lago Victoria, el más grande de África.

El turístico lago, rodeado por Uganda, Tanzania y Kenia, es escenario de múltiples siniestros y cada año cientos de pescadores mueren en naufragios provocados por las fuertes tormentas, según medios locales.