El lugar del siniestro - REUTERS

Al menos 37 muertos tras caer un avión turco sobre una zona de viviendas en Kirguistán

El avión de Avia Cargo Turkish se precipitó al suelo en una zona poblada próxima al aeropuerto, destruyendo unas 32 casas

CORRESPONSAL EN MOSCÚActualizado:

La densa niebla parece ser la causa de la catástrofe aérea que se produjo ayer por la mañana junto al aeropuerto internacional de Manás, en Bishkek, la capital de Kirguistán. Un avión de carga Boeing-747 de la compañía turca Avia Cargo Turkish (ACT) se estrelló sobre una zona poblada cuando se disponía a aterrizar. Perecieron los cuatro tripulantes que viajaban a bordo y 33 habitantes de la localidad de Dacha-Suu, entre ellos trece niños. En estado crítico se encuentran algunos de los más de 20 heridos, por lo que el balance de víctimas podría elevarse en las próximas horas.

Las causas exactas de la tragedia tendrán que ser esclarecidas, pero las autoridades ya apuntan a un error del piloto. La niebla cubría en ese momento el aeropuerto de Manás, pero, pese a ello, once vuelos pudieron antes tomar tierra sin problemas. El Boeing partió de Hong Kong y se dirigía a Estambul. En Manás debería haber efectuado una escala técnica para repostar combustible.

La explosión causada al estrellarse el aparato destruyó completamente 15 casas y otras 40 sufrieron daños. Los vecinos salieron despavoridos en medio de las llamas y otros quedaron sepultados bajo los escombros. Un testigo presencial aseguró a la televisión que «han muerto familias enteras mientras dormían sin poder siquiera reaccionar».

En la imágenes ofrecidas en los espacios informativos destacaba la cola de avión casi en posición vertical entre los restos humeantes de una vivienda. El fuselaje se partió en cuatro trozos que quedaron esparcidos a través de todo el poblado, sembrando la muerte y destruyendo todo lo que se encontraba a su paso. Muchos de los coches que estaban aparcados ardieron y otro muchos fueron alcanzados por fragmentos de la aeronave. Una de las cajas negras fue hallada rápidamente por los equipos de rescate.

La compañía ACT, conocida también con el nombre de MyCargo, tiene sede en Estambul y fue creada en 2004. El 49% de las acciones de la empresa pertenecen al consorcio chino HNA Group. El presidente de Kirguistán, Almazbek Atambáyev, decretó para hoy día de luto nacional. Atambáyev, precisamente, regresó el domingo por la noche tras un viaje a China y su avión tuvo que aterrizar en el aeropuerto de Issik-Kul, situado 400 kilómetros más al este de Bishkek, por culpa de la baja visibilidad.

Al lugar del siniestro se trasladó ayer el primer ministro del país, Sooronbái Zheenbékov, quien ha designado ya una comisión para investigar lo sucedido. Una fuente próxima a la torre de control afirmó que los pilotos fueron incapaces de encontrar la pista de aterrizaje en medio de la niebla.