Dos policías trasladan en brazos a una niña herida en el atentado de Kirkuk./ Afp
Dos policías trasladan en brazos a una niña herida en el atentado de Kirkuk./ Afp

Medio centenar de muertos en un atentado suicida en Irak

EFE |
BAGDADActualizado:

Al menos 47 personas han muerto y otras 93 han resultado heridas en un atentado contra un restaurante en la ciudad iraquí de Kirkuk, a 250 kilómetros al noreste de Bagdad. Un terrorista suicida que llevaba un cinturón de explosivos lo ha hecho detonar en el interior del local en el norte de esta ciudad, donde conviven kurdos, turcomanos y árabes.

El blanco del objetivo era Husein Ali Saleh, presidente del consejo municipal del barrio de al Huiya, a las afueras de Kirkuk, que ha sobrevivido al atentado, mientras que cuatro de sus guardaespaldas han resultado heridos. Ali Saleh, que se encontraba dentro del local en el momento de la explosión, es conocido por sus posturas contrarias a las exigencias kurdas, especialmente a la incorporación de Kirkuk a la región autónoma del Kurdistán iraquí.

La mayoría de las víctimas son clientes del restaurante, uno de los más conocidos de la ciudad. El ataque se ha registrado después de una semana de relativa calma coincidiendo con la fiesta musulmana del Sacrificio. Se trata del ataque más grave que se ha registrado en Irak durante estas festividades, que empezaron el pasado lunes para los musulmanes suníes y el martes para los chiíes.

Kirkuk, donde conviven árabes, turcomanos y kurdos, es una de las principales fuentes de tensión en el país, debido a que la región Autónoma del Kurdistán iraquí, en el norte del país, la reclama como propia. Este atentado se produce en un momento en el que han aumentado las diferencias entre los kurdos y el Gobierno central, después de que el primer ministro, Nuri al Maliki, lanzara un llamamiento el mes pasado para reformar la Constitución con el objetivo de ampliar los poderes del Ejecutivo en detrimento de las regiones autónomas.