Personal sanitario ayuda a un hombre herido en un hospital de Jimaní, en la frontera dominicana / EFE
Personal sanitario ayuda a un hombre herido en un hospital de Jimaní, en la frontera dominicana / EFE

Los médicos, obligados a practicar centenares de amputaciones

EP | MADRID
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La falta de material médico sobre el terreno, principalmente antibióticos y antisépticos, está obligando a los médicos que atienden a las víctimas del terremoto de Haití a practicar cientos de amputaciones que en otras circunstancias no serían necesarias.

«La situación es catastrófica», ha explicado Jacques C. cirujano del equipo francés de Médicos del Mundo. «Desgraciadamente, estamos teniendo que realizar numerosas amputaciones todos los días», ha lamentado, advirtiendo de que «en las próximas jornadas calculamos que tendremos que hacer del orden de 400». Estas operaciones se deben a las graves heridas causadas durante el seísmo y a la imposibilidad de tratar las infecciones.

La misión de Médicos del Mundo España está compuesta por dos médicos, dos enfermeras, un logista y un coordinador. Este equipo, que llegó a la zona con alrededor de 300 kilos de equipo quirúrgico presta apoyo a los equipos de Médicos del Mundo Canadá y Suiza que desarrollan su labor humanitaria en el interior de Haití y en la frontera con República Dominicana.

En el hospital general de Puerto Príncipe, donde un equipo quirúrgico de la ONG trabaja desde el sábado, la situación es muy difícil, explica el comunicado, precisando que el patio está invadido por camas improvisadas y dado que la morgue está llena, los cadáveres se pudren en el suelo junto a los heridos.

También el personal sanitario está teniendo numerosos problemas de abastecimiento y de condiciones de trabajo. «Dormimos en el suelo junto con otros cooperantes y periodistas y contamos con poca agua y casi nada de comida», ha lamentado el jefe de la misión.

Carencias

Por otro lado, personal de Médicos del Mundo Canadá trabaja en el hospital Choscal de Cité Soleil, un deprimido barrio de Puerto Príncipe. El centro se encontraba vacío, sin pacientes ni personal médico, y nuestro equipo ha comenzado a distribuir medicamentos y equipos sanitarios, indicó la ONG.

«El primer día ya atendimos a 300 personas y una red de trabajadores de salud recorren los suburbios para facilitar primeros auxilios o referir a los heridos al hospital», ha afirmado Marc Paquete, coordinador de Médicos del Mundo Canadá en Haití, que lamentó las carencias de antibióticos y antisépticos.

En total, las diferentes delegaciones internacionales de Médicos del Mundo cuentan en el terreno con 60 cooperantes que recibirán refuerzos humanos y materiales en las próximas horas. Ante los problemas logísticos y de seguridad, la ONG ha creado una base de apoyo logístico en Santo Domingo.

«Buena parte de unas infraestructuras ya muy precarias antes del seísmo se encuentran inutilizables. El comercio está completamente desabastecido y las fuentes regulares de aprovisionamiento no pueden operar debido al colapso de las estructuras que permiten regularmente el circuito logístico», relata Luca Beltrame, coordinador de Emergencias de Médicos del Mundo.

«Con un puerto destruido, un aeropuerto muy limitado en su funcionamiento limitado y saturado y las carreteras deterioradas, hemos optado por crear una base de apoyo logístico en la capital de República Dominicana. De esta forma podremos facilitar el abastecimiento a los equipos presentes en el país haitiano», ha precisado Beltrame.

Sigue la última hora sobre Haití en http://twitter.com/abc_haiti