Margallo y su homólogo cubano abordan esta semana en España la situación de Carromero
El político de NNGG del PP de Madrid Angel Carromero, en un vídeo de la TV oficial cubana - efe

Margallo y su homólogo cubano abordan esta semana en España la situación de Carromero

El político del PP cumple cuatro años de prisión en La Habana por la muerte en accidente de tráfico de los disidentes Oswaldo Payá y Harold Cepero

madrid Actualizado:

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, hablarán en los próximos días en España sobre la situación de Ángel Carromero, el español que cumple condena en Cuba por la muerte en accidente de los opositores Oswaldo Payá y Harold Cepero.

Margallo y Rodríguez coincidirán en la cumbre iberoamericana de Cádiz que se celebrará los días 16 y 17 de noviembre y en cuyas sesiones fuentes del Ejecutivo han señalado que no estará presente el caso de Carromero porque se trata de un asunto bilateral.

Sin embargo, han explicado que los dos ministros de Exteriores han mantenido contactos en relación con ese asunto y han quedado en continuar con sus conversaciones al respecto bien en Cádiz o en Madrid.

El Gobierno desea mantener la máxima discreción en torno a esta cuestión para no entorpecer el diálogo con Cuba y lograr una solución cuanto antes.

Sentencia firme

La sentencia por la que se condenó a cuatro años de prisión a Carromero por un delito de homicidio a consecuencia de la muerte de Payá y Cepero en el accidente del vehículo que conducía el joven español (dirigente de Nuevas Generaciones del PP) esfirme desde el pasado 29 de octubre.

Fue a partir de entonces cuando se abrió la posibilidad de que las autoridades españoles realizasen gestiones diplomáticas para conseguir su regreso a España.

Entre las opciones, la expulsión o el cumplimiento de la condena en España

Las opciones que baraja Exteriores, alternativas al cumplimiento de la pena en Cuba, son el indulto; la aplicación del convenio bilateral de ejecución de sentencias penales, que data de 1998 y que le permitiría cumplir la condena en España; o la expulsión directa sin necesidad de que pase por la cárcel en España.

Ése sería el escenario más beneficioso y hay un precedente no muy lejano, el del empresario y periodista español Sebastián Martínez Ferraté, que fue excarcelado en enero pasado tras diecisiete meses de arresto en Cuba.

Martínez Ferraté fue detenido en julio de 2010 a su llegada a La Habana en un viaje de negocios, como director general de una cadena de hoteles, después de que en 2008 realizara en la isla un reportaje con cámara oculta sobre prostitución infantil.

Fue juzgado y condenado a siete años de prisión por corrupción de menores y proxenetismo.

Margallo y Rodríguez, además de los contactos telefónicos que han mantenido en relación con la situación del dirigente de Nuevas Generaciones, hablaron de ello en la reunión que protagonizaron en Nueva York en septiembre con motivo de la Asamblea General de la ONU.