Milos Zeman
Milos Zeman - REUTERS

Margallo dice que convocar una referéndum en Chequia sobre su permanencia en la UE sería una «pésima idea»

Desde Praga, el primer ministro de la República Checa, Bohuslav Sobotka, aclaró que su Gobierno no tiene intención de convocar una consulta

LUIS AYLLÓN
MADRIDActualizado:

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, consideró hoy una «pésima idea» convocar un referéndum en la República Checa sobre su permanencia en la UE, después de que el presidente de ese país, Milos Zeman, hiciera unas manifestaciones en favor de la consulta.

García-Margallo señaló que los referendos sobre asuntos europeos siempre le han parecido «de alto riesgo», y recordó los resultados que se han dado, además del Brexit en el Reino Unido, cuando se consultó sobre el Tratado de Maastricht en Dinamarca, la Constitución Europea en Francia y Países Bajos o el Tratado de Lisboa en Irlanda.

El ministro hizo estas afirmaciones durante una rueda de prensa conjunta en Madrid con la canciller argentina, Susana Malcorra, ante una pregunta sobre una entrevista de radio en la que el presidente checo, aunque defendió que su país siga siendo parte de la UE, se comprometió a hacer «todo lo posible» para que los contrarios a la UE o a la OTAN «tengan un referéndum y puedan así expresarse».

Desde Praga, el primer ministro de la República Checa, Bohuslav Sobotka, tuvo que aclarar que su Gobierno no tiene intención de convocar un referéndum sobre la permanencia del país en la Unión Europea.

Por otra parte, sobre las pretensiones de Escocia de seguir formando parte de la UE, tras la decisión del Reino Unido de abandonar el club comunitario, García-Margallo insistió en que los Tratados europeos hablan de relaciones entre Estados. En consecuencia -subrayó- si Escocia quiere seguir formando parte de la UE, tendría primero que independizarse de Reino Unido, lograr que Naciones Unidas le reconociese como Estado y después pedir la adhesión. Y concluyó: «Todo lo demás son sueños de una noche de verano».