Colombia

Una madre se lanza con su hijo de 10 años en brazos desde un puente

El pequeño gritaba «Mamá, no te tires» antes de que la mujer se arrojase con él desde un puente en Colombia

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los hechos ocurrieron este 6 de febrero, en Colombia, cuando una mujer identificada posteriormente como Jessy Paola Moreno Cruz decidió quitarse la vida. Lo más cruel de este suceso, que ha sacudido las páginas negras de la prensa colombiana, está en que la mujer se despidió agarrando a su hijo May en brazos, al que cogió segundos antes de saltar por un puente en Ibagué, al oeste del país. Los dos murieron como consecuencia de la caída.

Policías, bomberos, psicólogos, amigos y familiares que estaban en el lugar trataron de detenerla, pero fue en vano. Cuando la mujer, de 30 años, se lanzó abrazando a su hijo las personas que estaban en el lugar no daban crédito a lo que veían. Gritaron y lloraron fruto de la impotencia que provocó escuchar al niño pedir en el último momento «Mamá, no te tires».

El alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, comentó a los medios locales que la mujer estaba soltera y que estaba desesperada al haber contraído deudas con un crédito «gota a gota». Los hogares de los estratos más bajos de Colombia utilizan este tipo de préstamos porque su adquisición es exageradamente simple. Les entregan el dinero de inmediato y sin mayores requisitos. Basta con firmar un certificado muy sencillo para recoger el dinero y disponer de él.

La trampa está en las altas tasas de interés, ya que, según la página colombiana Finanzas Personales, el dinero lo prestan a un tipo que oscila entre el 20% y 40% mensual. El asunto se complica más cuando el deudor se retrasa en el pago de las cuotas, momento en el que empiezan a cobrarle los intereses sobre los intereses. Además, hacen uso de la intimidación al momento de realizar los cobros. Por ello, muchas personas terminan con una deuda impagable, hecho que genera desesperación y estrés.

El «gota a gota» se ha convertido en un problema social que afecta a diversas regiones de Colombia y que se ha extendido a otros países de América Latina, donde la usura y la extorsión mellan la salud mental de los deudores, tal y como ha ocurrido en el trágico caso de Jessy Paola Moreno Cruz.