«La peor crisis de derechos humanos» en Malí en 20 años

Amnistía Internacional dice que ha visto fotos de militares muertos con las manos atadas a la espalda

madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

"La peor crisis de derechos humanosque ha conocido el norte de Malí de los últimos veinte años". Así ha descrito la ONG Amnistía internacional, que ha enviado un comunicado a la agencia France Presse, la situación en Malí desde que hace un mes se reavivara el conflicto entre el Ejército y la rebelión tuareg.

La organización humanitaria recuerda que las inhóspitas y desérticas provincias del norte del país "viven bajo la ausencia de estado de derecho y podría caer en el caos si los combates continuan". Efectivamente, esta región, a más de mil kilómetros de la capital, Bamako, sobrevive con un alto procentaje de población nómada, bandas de delincuentes y traficantes de todo tipo campando a sus anchas y células de la banda terrorista Al Qaida del Magreb Islámico (AQMI) que aprovechan la falta de autoridad para hacer de la zona un santuario.

El Gobierno ha acusado a los rebeldes de llevar a cabo ejecuciones extrajudiciales de algunos de sus soldados. El Movimiento Nacional de Liberación Azawad (MNLA), principal grupo guerrillero que lleva a cabo la ofensiva, lo niega. Amnistía Internacional se refiere sin embargo a "fotografías en las que aparecen cadáveres de militares malíes con las manos atadas a la espalda".

Cruz Roja ha podido visitar el pasado 5 de febrero a 13 militares hechos prisioneros por los tuaregs.

El número de refugiados no deja de aumentar y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR) afirma que en los últimos diez días se ha doblado el número de personas que huyen del conflicto, pasando de 22.000 a 44.000. Se encuentran ya en territorio de Mauritania, Níger y Burkina Faso.

Desde el 17 de enero decenas de personas, puede que centenares, han muerto en los dos bandos, que combaten especialmente en las tres provincias del norte: Tombuctú, Gao y Kidal.