internacional

Las mujeres de Malawi luchan por sus pantalones

El Gobierno defiende la prenda, que estuvo prohibida hasta 1994, tras los constantes ataques contra las que lo llevan

madrid Actualizado:

Al grito de "No woman, no cry", la mítica canción de Bob Marley unas 2.000 mujeres se han manifestado el viernes en Blantyre, la principal ciudad de Malawi, para protestar por los ataques de hombres que no les permiten llevar pantalones o minifaldas.

Una quincena de vendedores callejeros y jóvenes desempleados han sido detenidos en los últimos días tras atacar, desnudar y robar a las mujeres que lucían estas prendas. Entre las manifestantes que bailaron la canción estaba la vicepresidenta Joyce Banda. También estaban presentes miembros del Gobierno y de la oposición.

El Gobierno ha tenido que defender públicamente el derecho de las mujeres a vestir como quieran. "No permitiré que cualquiera se levante y salga a la calle a desvestir a mujeres y chicas que lleven pantalones porque eso es ilegal", ha dicho el presidente de este país surafricano, Bingu wa Mutharika. "Pueden vestir como quieran", insistió tratando de disipar dudas sobre su defensa de la libertad de las mujeres a vestirse como quieran.

Malawi es un país con raíces muy tradicionales en el que hasta mediados de los noventa en que se puso fin a la dictadura con el multipartidismo estuvieron prohibidos los pantalones y las faldas para las mujeres y el pelo largo para los hombres.