Venezolanos esperan su equipaje en el aeropuerto de Caracas
Venezolanos esperan su equipaje en el aeropuerto de Caracas - ABC

Maduro organiza un plan de «Regreso a la patria» que es un fracaso

Infla las cifras de los venezolanos que han vuelto para desmentir el masivo éxodo

Actualizado:

Nicolás Maduro niega el éxodo masivo de venezolanos y asegura que los que han querido «probar suerte en el extranjero terminan arrepintiéndose». Desde agosto, el régimen empezó a ofrecer vuelos gratuitos con destino a Caracas para que los ciudadanos «comiencen de cero» y no tengan que «limpiar retretes en el extranjero».

La publicitada operación «Vuelta a la patria» del Gobierno venezolano presenta más dudas y sospechas que certezas y no logra convencer a los 3 millones de emigrantes para que vuelvan a su país ni siquiera poniéndoles alfombra roja si fuese necesario. El plan del mandatario busca maquillar su deteriorada imagen internacional y negar el impacto que ha tenido el éxodo masivo en la región.

Hasta ahora el régimen ha enviado solo cinco aviones de la aerolínea estatal Conviasa a destinos como Argentina (86 pasajeros), Ecuador (185), Perú (190) y Colombia (53) con un total de 514 repatriados. Sin embargo, el Gobierno de Maduro pretende inflar su propaganda falaz con cifras que se elevan a 2.866 venezolanos retornados. Pese a que Maduro ofrece facilidades y comodidades para regresar «gratis» en avión, la respuesta que han dado los emigrados ha sido tibia y muy poco entusiasta.

Mentiras del régimen

El régimen ha hecho toda una campaña publicitaria para llamar al retorno a los que han huido de forma masiva de la miseria y la crisis –entre unos 2,3 millones según cifras de las Naciones Unidas– en los cinco años de gestión de Maduro. Pero el canciller Jorge Arreaza solo reconoce unos 600.000 venezolanos emigrados.

En el último vuelo de la aerolínea nacional Conviasa desde Buenos Aires, la cadena Telesur transmitió el testimonio de Isbelis Herrera, quien elogia a Maduro calificándolo como «un presidente único» que envía un avión para transportar a los venezolanos huidos. Sobre Argentina dijo haber tenido «una experiencia desagradable, pero Maduro escuchó nuestro ruego de regresar a la patria».

La cadena Telesur no preguntó ni dio detalles de cuánto tiempo vivió en Argentina y dónde habitó la señora Herrera para decir que le fue mal en el país sureño. Otra pasajera del vuelo llamada Devora Mazzei, afirmaba estar feliz de regresar porque iba a recibir una atención integral a su llegada al aeropuerto, incluida la médico asistencial.

Voces críticas

El diputado Luis Florido dijo a ABC que la campaña es un acto propagandístico y que es mentira que los venezolanos se quieran regresar en un vuelo de Maduro. «Sí quieren volver pero cuando caiga el régimen», afirmó. Florido contó que muchos de los 514 repatriados son chavistas y oficialistas que han sido subvencionados por el régimen.

«Maduro es inepto e incapaz y no puede ocultar su fracaso. Los venezolanos que han sido repatriados forman parte de los que el régimen envió para que fueran activistas políticos», añadió el diputado.

El Superintendente de Migraciones de Perú, Eduardo Sevilla, señaló que el programa no tiene ningún impacto notable sobre la población venezolana en el país andino, que ha aumentado a alrededor de 437.000 personas y a las que se suman la media de 1.300 ingresos cada día.

«Estamos hablando de que en un solo día ingresan seis veces más que todos los ciudadanos (190) que han repatriado», afirmó. «Deberíamos tener no menos de 45 vuelos a la semana desde Lima a Caracas, para poder tener algo de equiparidad entre aquellos que desean salir y los que desean ingresar», enfatizó.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro coincide con Florido de que son mentiras las «repatriaciones por decenas» promovidas por Maduro «cuando los exiliados forzosos del país son millones». «Definitivamente es un acto inmoral que trata de perpetuar una mentira que ya no pueden ocultar», dijo Almagro en su visita a Colombia.

Las cifras oficiales indican que la economía venezolana ha caído un 50%, la inflación acumulada desde enero es de 34.000 % y la prevista por el FMI es de 1.000.000% para este año