El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro - AFP

Maduro llama «culebra venenosa» al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence

Pence dijo este miércoles que el Gobierno de Maduro es una «dictadura brutal (que) debilitó la economía»

Corresponsal en CaracasActualizado:

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, ha calificado al vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, de «culebra venenosa» por denunciar su reelección fraudulenta el pasado 20 de mayo y ayudar a los refugiados venezolanos, asegurando que lo derrotará esté donde esté en su gira por América Latina.

Sus insultos fueron publicados por el diario « El Universal», al que Maduro declaró: «Cada vez que la culebra venenosa de Mike Pence abre la boca me siento más fuerte, más claro de cuál es el camino a seguir».

Maduro insistió: «Te hemos derrotado y te vamos a derrotar Mike Pence, donde estés, a donde viajes, Mike Pence. La revolución bolivariana se hace cada vez más fuerte».

El mandatario venezolano aseguró que el «imperio» estadounidense quiere acabar con su Gobierno para apoderarse de la enorme riqueza petrolera y mineral que posee Venezuela.

En su gira latinoamericana, Pence ha visitado Brasil y Ecuador, donde ha calificado de «engaño» los comicios celebrados el pasado 20 de mayo en Venezuela para reelegir a Maduro en el cargo por seis años más. Además, el vicepresidente de EE.UU. ha manifestado que Washington tomará medidas al respecto.

En su recorrido por Brasil, Pence estuvo en la frontera amazónica de Manaos, donde visitó un centro de acogida de inmigrantes venezolanos. Aprovechó la visita para anunciar una ayuda adicional de 10 millones de dólares para atender el flujo migratorio causado por la crisis humanitaria y ratificó que la democracia venezolana será restaurada.

Según Pence, «el régimen de Nicolás Maduro, esa dictadura brutal, debilitó la economía y el costo de sus crímenes no puede ser calculado en cifras, pero una de las consecuencias son los más de 2 millones de personas que se han visto obligadas a huir del país».

Y añadió: «El pueblo venezolano merece libertad y el mensaje que envía el presidente Donald Trump es que Estados Unidos está con ustedes, camina junto con ustedes y va a seguir así hasta que la democracia sea restaurada en Venezuela».

Apoyo a los refugiados venezolanos

La Casa de Acogida Santa Catarina, administrada por Cáritas con el apoyo del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, cuenta con 86 migrantes venezolanos, la mayoría familias con niños, que llegaron en mayo desde Boa Vista, la capital de Roraima, estado fronterizo con Venezuela y principal punto de ingreso, en el marco de un programa del gobierno brasileño de relocalización voluntaria de los migrantes, dijo Acnur.

Además de refugio, el centro ofrece comida, clases de portugués, apoyo psicológico, asesoría legal, vacunación, tramitación de documentos y permisos de trabajo, así como apoyo para que los refugiados consigan ocupación.

Más de 32.000 venezolanos han pedido refugio en Brasil y otros miles residencia temporal en los últimos tres años, aunque los números aumentan a medida que se intensifica la crisis social, económica y política.

Tras la visita al centro de Santa Catarina, Pence sobrevoló la zona franca de Manaos y la selva amazónica, antes de viajar a Quito.

En Quito, capital de Ecuador, Pence intentará convencer al gobierno de Lenín Moreno para sumar presiones y reforzar más su presión para aislar al régimen chavista.