El exalcalde de San Cristóbal Daniel Ceballos (i) y el general retirado Ángel Vivas (2-i) son trasladados para su liberación el pasado viernes
El exalcalde de San Cristóbal Daniel Ceballos (i) y el general retirado Ángel Vivas (2-i) son trasladados para su liberación el pasado viernes - EFE

Maduro «libera» con medidas cautelares al segundo grupo de presos políticos

De la primera lista de excarcelados solo 17 eran por motivos políticos

Actualizado:

La Casa Amarilla, el ministerio de Exteriores venezolano, fue ayer nuevamente el escenario donde se celebró el último vilipendio del régimen de Nicolás Maduro contra un puñado de presos políticos, a quienes se les cambió la cárcel por unas medidas cautelares que no están nada cerca de la libertad. En esta segunda entrega, los beneficiados fueron 40 presos políticos que suman en estos dos días un total de 79 personas excarceladas.

«Hoy han salido en libertad por petición mía un grupo de dirigentes de la oposición que habían cometido violencia en 2014 y 2017. Ya un segundo grupo ha recibido los beneficios de una política de pacificación que quiero llevar al más alto nivel», dijo el presidente Nicolás Maduro antes de que iniciara el acto.

El nuevo listado lo conforman rostros emblemáticos como el hijo del exministro de Defensa de Chávez y preso político, Raúl Isaías Baduel, Raúl Emilio Baduel; los diputados Gilber Caro, Wilmer Azuaje y Renzo Prieto; así como Gregory Sanabria uno de los líderes del motín del Helicoide y Gabriel Vallés compañero de Lorent Saleh; este último no fue liberado.

Primer grupo

El gran teatro de Maduro en torno a la liberación de los presos políticos quedó en evidencia cuando ayer se supo que de la lista de los primeros 40 excarcelados, solo 17 eran presos políticos. Los demás eran delincuentes comunes. Entre ellos había una mujer detenida por estafa, 20 por formar parte de los «colectivos» o de los grupos armados chavistas, y nueve por delitos varios.

«Hubo un engaño, incluyeron a tres personas que habían sido liberados anteriormente», dijo a ABC Alfredo Romero, director de la ONG venezolana Foro Penal. «No hay una verdadera liberación, se está creando una percepción engañosa porque mientras liberan a unos encarcelan a otros. Cada vez que viene Zapatero a Venezuela aumentan las persecuciones y el número de presos políticos. Es un hecho contrastado», afirmó.

El director del Foro Penal también aseguró que hay una ola represiva importante sobre todo de personas desaparecidas en el sector militar y el gran beneficiado es el Gobierno, quien «siembra intimidación en la población, excluye del juego político a los dirigentes de oposición y genera propaganda».

El exalcalde de Táchira, Daniel Ceballos, y el general Ángel Vivas fueron los beneficiados más emblemáticos del primer bloque. Delcy Rodríguez, presidenta de la Comisión de la Verdad, y el fiscal general, Tarek William Saab, notificaron al país que por aspectos procesales «no se podían liberar a todos en un mismo día».

Según la ONG venezolana, desde el año 2014, cuando Maduro llegó al poder, 12.400 personas han sido detenidas por razones políticas en el país. Asimismo, el promedio de encarcelación es de 100 personas mensuales por lo que el Foro no confía en el «buenísmo» del Gobierno venezolano.