Localizan los cadáveres de seis jóvenes tiroteados en Ciudad Juárez

Los cuerpos permanecían en fila junto a una pared y la munición empleada corresponde a fusiles de asalto AK-47, arma comúnmente empleada por los sicarios del narcotráfico

AGENCIAS |
CIUDAD JUAREZ Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Las autoridades de Ciudad Juárez han localizado los cadáveres de seis jóvenes asesinados a balazos en esta localidad del norte de México, fronteriza con Estados Unidos, informa la Procuraduría (fiscalía) General de Justicia Estatal. Los fallecidos, de edades comprendidas entre los 25 y los 31 años aproximadamente, se encontraban alineados en el suelo junto a una pared, por lo que los medios locales sostienen que fueron asesinados en grupo. Uno de los seis jóvenes ha muerto cuando era trasladado a un hospital.

La munición empleada corresponde a fusiles de asalto AK-47, arma comúnmente empleada por los sicarios del narcotráfico. La fiscalía local ha identificado ya a cuatro de los fallecidos y continúa investigando el suceso para esclarecer las razones del crimen. La prensa local atribuye el asesinato a sicarios y detalla que el tiroteo, que califican de "fusilamiento", se prolongó durante diez minutos, pese a lo cual la policía no llegó a tiempo al lugar para capturar a los criminales. Los medios de comunicación también afirman que en el lugar fue encontrada una nota de amenaza en la que se podía leer: "Mensaje para todas las ratas, esto continuará".

Ciudad Juárez, población limítrofe con El Paso (EEUU) en el norteño estado de Chihuahua, es una de las urbes más castigadas por la violencia del narcotráfico en México. En lo que va de año, cerca de un millar de personas han sido asesinadas en esa ciudad fronteriza.

Desde enero, casi 4.000 personas han perdido la vida en el país a causa de la violencia de los carteles de la droga, enfrentados en una guerra interna por el control de las rutas de la droga, ante el acoso de los miles de efectivos militares y los agentes federales desplegados por el Gobierno de México. En 2007, la cifra total de muertos fue de 2.700.