AfD lidera los sondeos en el Este de Alemania

Según el sondeo que elabora Emnid para Bild, esta formación nacionalista y anti-inmigración obtendría el 23 % de los votos en los 6 estados federados que conformaban la antigua RDA si se celebrasen este domingo elecciones nacionales

Corresponsal en BerlínActualizado:

Los escándalos de financiación irregular que han tenido ya como consecuencia las primeras multas no parecen estar haciendo mella en el partido anti europeo y anti extranjeros Alternativa para Alemania (AfD), que según la última encuesta se convierte en el partido más votado en el este del país de cara a las próximas elecciones regionales que tendrán lugar en otoño.

Según el sondeo que elabora Emnid para Bild, esta formación nacionalista y anti-inmigración obtendría el 23 % de los votos en los 6 estados federados que conformaban la antigua RDA si se celebrasen este domingo elecciones nacionales. Le seguirían, por este orden, la Unión Cristianodemócrata de Merkel (CDU) (22 %), La Izquierda (18 %), el Partido Socialdemócrata (SPD) (14 %), Los Verdes (12 %) y el Partido Liberal (5 %). Aunque gane las elecciones, no parece viable que AfD acceda al gobierno en ninguno de estos Bundesländer, puesto que la CDU se niega tajantemente a pactar con ellos, pero semejante escenario dificultaría la formación de coaliciones estables y emitiría un claro mensaje a escala federal, obligando posiblemente al resto de partidos a reposicionarse en materias sensibles como Unión Europea e inmigración.

Los próximos comicios regionales previstos para este año tendrán lugar en Sajonia y Brandeburgo el 1 de septiembre y en Turingia, el 27 de octubre, pero antes de eso están las europeas del 26 de mayo, para las que estos datos constituyen también una pista evidente. En su programa europeo presentado en Offenburg, defiende una «Europa de las patrias» basada en el nacionalismo político y el liberalismo económico con carteles que prometen «Libertad en vez de Bruselas». Las últimas encuestas sobre las elecciones europeas arrojan para AfD un apoyo de entre el 10% y el 11%, una subida respecto a las elecciones de 2014, apenas un año después de la fundación del partido, cuando alcanzó el 7%, pero por debajo del 15% que han llegado a cosechar en encuestas llevadas a cabo el año pasado.

Lo que también pone de manifiesto la última encuesta de Emnid es que los resultados en el este de Alemania difieren notablemente diferentes de los del oeste y muestran que las campañas electorales han de ser diferentes en una y otra mitad de Alemania. Destacan especialmente los variaciones de AfD y Los Verdes, así como, en menor medida, la caída de La Izquierda. En el oeste la CDU quedaría en primer lugar, con el 29 % de los votos, seguida por Los Verdes (20 %), el SPD (19 %), AfD (11 %), FDP (9 %) y La Izquierda (7 %). En el conjunto del país la encuesta mantiene a grandes rasgos la foto fija que ha arrojado en las últimas semanas, con la CDU en primera posición (28 %), seguida por Los Verdes (19 %), SPD (18 %), AfD (13 %), La Izquierda (9 %) y el FDP (8 %).

El efecto de los últimos escándalos parece ser nulo en la intención de voto. La Fiscalía de Berlín ha iniciado una investigación contra el tesorero de AfD, Klaus Fohrmann, acusado de haber falsificado los informes financieros anuales de 2016 y 2017, en relación con una investigación por una sospechosa asistencia prestada a AfD durante la campaña electoral por parte de la Asociación para la preservación del Estado de Derecho y las libertades civiles de Stuttgart, que apoyó al partido durante varios años con ayuda de la agencia de publicidad suiza Goal AG. Además, se agrega que durante la campaña electoral de 2017 la Asociación entregó a AfD miles de copias de un semanario de extrema derecha en calidad de material de propaganda. El precio total de las campañas propagandistas se estima en «un número de seis cifras» y viola la normativa alemana de financiación extranjera de los partidos políticos. El parlamento alemán ya ha impuesto una primera multa de 402.900 euros por violar la ley sobre de financiación de las campañas electorales al presidente del partido, Jörg Meuthen.

AfD forma parte del grupo Europa de la Libertad y la Democracia Directa (EFDD), donde comparte espacio con otras formaciones populistas y euro escépticas como el Movimiento Cinco Estrellas italiano o los Demócratas de Suecia. El partido alemán es más reacio, sin embargo, a asociarse con los grupos Europa de Naciones y Libertad (ENF), que incluye la Agrupación Nacional de Marine Le Pen y la Liga Italiana de Salvini, y los Conservadores Europeos y Reformistas (ECR). Mientras que AfD y sus aliados escandinavos, por ejemplo, alaban el libre mercado y la eliminación de aranceles, Agrupación Nacional de Le Pen está a favor del proteccionismo. Meuthen ha reconocido que espera un avance importante de los partidos de extrema derecha en las europeas pero que tendrán problemas para formar una "alianza patriótica" con un programa común.

Incluso en las cuestiones que más consenso generan, como la migración o el multiculturalismo, hay una evidente disparidad de criterios. Mientras que la Liga Norte de Salvini, por ejemplo, defiende una distribución equitativa en toda Europa de los solicitantes de asilo, el húngaro Viktor Orban exige directamente cerrar las fronteras de la Unión Europea. AfD propone la salida de Alemania de la UE, el «Dexit», como "última opción" si no se logra en Bruselas una política de inmigración satisfactoria.