El alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, en Madrid
El alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, en Madrid - MATÍAS NIETO

Ledezma: «Se dan las condiciones para una intervención militar en Venezuela»

Entrevista a Antonio Ledezma, alcalde de Caracas exiliado en España

CaracasActualizado:

El alcalde mayor de Caracas, Antonio Ledezma, se permite, desde el exilio, alzar la voz contra Nicolás Maduro para apoyar una intervención militar multilateral en la que estaría trabajando el Gobierno de Donald Trump para descabalgarlo del poder. Algo que no pueden hacer de manera pública los políticos opositores que siguen en Venezuela, pues serían condenados a 30 años en prisión acusados de traición.

Cuando se cumple casi un año desde su llegada a España tras fugarse de su prisión caraqueña por los «caminos verdes y trochas» de la frontera con Colombia, Ledezma reconoce no sentirse sorprendido ante los planes que tiene Trump sobre una posible intervención multilateral militar contra el régimen de Maduro, desvelados ayer por ABC. «Esto lo he venido planteando desde hace varios meses, incluso se lo propuse directamente al vicepresidente Mike Pence con ocasión de la Cumbre de las Américas. Nos basamos en el concepto de protección de las Naciones Unidas sobre la ayuda humanitaria», explica Ledezma a este diario.

¿Qué posibilidades hay de que se active la intervención multilateral?

Las condiciones están dadas porque el régimen ha negado la ayuda humanitaria para que los venezolanos tengan acceso a alimentos y medicinas.

¿Y cuándo cree que debería producirse?

Estamos ya retrasados. La ONU ya confirma que está en pleno desarrollo una catástrofe humanitaria por fenómenos naturales como terremotos. Venezuela vive una crisis compleja porque estamos hablando que diariamente están saliendo 25.000 venezolanos y cerca de un millón de personas mensualmente.

Hace un par de semanas varios países latinoamericanos se pronunciaron en contra de una intervención militar de EE.UU., ¿qué ha cambiado?

Hace unos meses cuando visité a varios Gobiernos de la región ellos no estaban de acuerdo con una intervención pero hoy el panorama ha cambiado. Hoy el mundo observa que Venezuela está siendo demolida por una tiranía y es consciente de que la responsabilidad para solucionarlo no es sólo de EE.UU. El problema no es solo de Venezuela sino de su impacto en la región.

¿Cómo tendría lugar una intervención militar si la oposición está fracturada?

Hay una inmensa mayoría en este caso que es consciente de que una intervención no es una traición a la patria. Chávez y Maduro han permitido la invasión de miles de cubanos. Hay grupos comprometidos con rutas dañinas como el diálogo, incluido el referéndum para aprobar una nueva constitución chavista.

¿Cuál sería su hoja de ruta?

Primero una intervención para luego hablar de elecciones, y mientras tanto se intalaría un Gobierno de transición en el que todos ayudaríamos.

¿Usted sería miembro de ese Gobierno de transición?

En lugar de hablar de candidaturas, todos tenemos que hacer sacrificios, tenemos que colocar por delante los intereses de la nación antes que los personales.

¿Cómo sería un Gobierno de transición mientras ocurren todos estos cambios?

Un Gobierno de transición es el que tiene que buscar una ruptura con este ciclo trágico. La transición permite la inclusión y reunificación de los sectores de la sociedad. Tenemos listos los planes económicos y financieros para iniciar el gobierno de transición. No estamos improvisando. Acudiremos al FMI, el BM y el Fondo de Desarrollo.

¿Y usted sería miembro de ese gabinete de transición?

Estoy empujando la carreta para alcanzar la meta que es la democracia de mi país. Correr solo se puede ser más rápido pero corriendo en grupo podemos llegar más lejos. Puedo ser desde portero de Miraflores hasta ayudante del Presidente.