Annegret Kramp-Karrenbauer, tras su elección como sucesora de Angela Merkel como líder de la CDU - VÍDEO: ATLAS

Kramp-Karrenbauer, una veterana política que se niega a ser una mera copia de Merkel

La nueva líder de la CDU alemana, de 56 años, es madre de tres hijos y presidió el estado federado del Sarre

Corresponsal en BerlínActualizado:

A quienes resulte especialmente difícil la pronunciación de su nombre, Annegret Kramp-Karrenbauer, pueden llamarla AKK, como se la denomina en el partido para abreviar, o Kramp-Karrenpower, como la bautizó este viernes el popular diario alemán «Bild Zeitung» en cuanto terminó la votación en la que salió elegida nueva líder de la CDU. «Dicen que soy una “mini”, una copia, un simple más de lo mismo», se quejó en su discurso de los prejuicios por su relación con Angela Merkel, con la que a menudo es comparada por sus mismas maneras sobrias y firmes, su estilo analítico y capacidad para amasar consensos, «pero puedo decir que estoy aquí por mí misma», subrayó.

También recordó que es madre de tres hijos y que sabe lo complicado de trabajar al mismo tiempo. Comenzó su carrera en la política hace más de tres décadas como concejal en su pueblo natal, Püttlingen, en el suroeste de Alemania, cerca de la frontera con Francia. Desde 2010 forma parte de la Ejecutiva de la CDU e integró la delegación cristianodemócrata que negoció el acuerdo para la formación de una nueva coalición de gobierno con los socialdemócratas.

Como Merkel, es europeísta y pragmática. «La gente no quiere que se discuta sobre las cosas, sino que nos pongamos mano a la obra», afirmó ante la plenaria.

A sus 56 años, reúne gran experiencia en cargos de gobierno, elemento que sin duda ha influido a favor de su elección.

Presidió el estado federado del Sarre desde 2011 hasta febrero de 2018, cuando fue elegida secretaria general de la CDU por el 98,7% de los votos, un récord histórico desde la fundación del partido. Afiliada desde los 19 años, su marido, ingeniero industrial, dejó de lado su carrera profesional para ocuparse del hogar familiar cuando ella llegó a cargos de responsabilidad.