Juzgan a los «monstruos» que hacían bistecs con las mujeres que mataban para comérselos

«Prefiero que mis perritos coman carne de estas mujeres a que ellas sigan respirando mi oxígeno», confesó Juan Carlos , uno de los acusados

Corresponsal en MéxicoActualizado:

Los supuestos asesinos conocidos como los «monstruos de Ecatepec», acusados de matar y descuartizar a al menos a diez mujeres desde 2012 y detenidos hace solo una semana, han comparecido este martes en una audiencia que da inicio al proceso judicial para investigar los delitos que supuestamente cometió la pareja. Vecinos de Ecatepec, municipio limítrofe con la Ciudad de México, Juan Carlos «N» y Patricia «N», son acusados de haber cometido atroces crímenes como hacer bistecs con su víctimas y comérselos, además de haber vendido los huesos de las mujeres que asesinaron o incluso de darles de comer restos humanos a sus perros, entre otras barbaridades.

«Prefiero que mis perritos coman carne de estas mujeres a que ellas sigan respirando mi oxígeno», confesó Juan Carlos durante su primera declaración a las autoridades, que fue filtrada y reproducida por los medios nacionales. «Si salgo, de una vez le digo a los policías que voy a seguir matando mujeres», continuó Juan Carlos, cuyos análisis psicológicos realizados indican que sufre de ataques psicóticos y de alternaciones de la personalidad. Del otro lado, Patricia, su pareja, padece un retraso mental y de delirio inducido por su esposo, de acuerdo con los informes divulgados. Por el momento, los dos presuntos asesinos permanecen en prisión preventiva durante el tiempo que dure el proceso judicial en el que ellos han declarado haber matado a un total de 20 mujeres y cuyo objetivo era asesinar a más de cien. «Llevaba muy poquitas», matizó.

El caso de los «monstruos de Ecatepec», como apoda la prensa local al mayor caso de asesinos en serie en México en las últimas décadas, ocupa todas las portadas del país y ha logrado destacarse como un crimen de tal gravedad que ha conseguido revolver las tripas de toda una población constantemente expuesta a noticias violentas. Durante este año ha habido terribles casos de estudiantes disueltos en ácido, asesinatos de políticos a plena luz del día o incluso linchamientos de presuntos delincuentes en plazas públicas, sin embargo, ninguno de estos crímenes ha conseguido atraer tanta atención mediática como los «monstruos de Ecatepec».

México continúa sumado en una ola de violencia. En 2017, se registraron cerca de 30.000 asesinatos en todo México, una cifra que probablemente sea superada en 2018, año en el que ya se han producido cerca de 22.000 asesinatos hasta agosto. Y, concretamente, Estado de México, la entidad federativa donde se ubica Ecatepec, fue la región más peligrosa de todo México con un total de 2,368 asesinatos durante todo el año pasado. A su vez, Estado de México es junto con Veracruz el primer lugar donde más feminicidios ocurrieron durante los primeros seis meses de 2018, con un total de 387 homicidios de mujeres hasta finales de junio.