El líder de la Liga Norte, Matteo Salvini
El líder de la Liga Norte, Matteo Salvini - REUTERS

Un tribunal de Génova ordena embargar 49 millones de euros a la Liga

El partido de Salvini falseó balances obteniendo ilegalmente reembolsos electorales entre los años 2008 y 2010

Actualizado:

La Liga del vicepresidente del gobierno y ministro del Interior, Matteo Salvini, sufre un varapalo judicial. Un tribunal de Génova ha decidido el embargo de los fondos de la Liga por una estafa que ocasionó daños al Estado por valor de 49 millones de euros. La Liga obtuvo esa cantidad con reembolsos electorales desde el 2008 al 2010 falseando sus balances. Por ese delito fueron condenados en julio 2017 el entonces líder de la Liga Norte, Umberto Bossi, el extesorero Francesco Belsito y tres exrevisores de las cuentas.

Por el momento, los fondos embargados son unos 3 millones de euros, y en las cajas del partido hay poco más de 5 millones de euros. Para los jueces, el secuestro de dinero de la Liga debe llegar a los 49 millones de euros, donde quiere que los mantenga tanto los presentes como los futuro, por lo cual se deben revisar todas las cuentas corrientes bancarias, cartillas y depósitos que hagan referencia a la Liga.

La semana pasada, Giancarlo Giorgettiel, subsecretario de la Presidencia, en la práctica coordinador de las tareas de gobierno y brazo derecho de Matteo Salvini, hizo una sorprendente declaración: «Si el tribunal de Génova nos condena, el 6 de septiembre la Liga cierra. Si se decide que todos los futuros ingresos deben ser secuestrados, es evidente que nosotros como partido no podremos existir», comentó Giorgetti en televisión. Se especuló entonces que la Liga podría cambiar de nombre, para poner así un límite al futuro embargo del dinero a la Liga. Pero Matteo Salvini ha desmentido esa hipótesis: «No hacemos política en base a las sentencias. Nuestro nombre no se toca».

Dificultades para la Liga

Los abogados de la Liga podrían ahora impugnar la decisión del tribunal de Génova y recurrir al Tribunal Supremo. Mientras, el líder liguista intenta quitar importancia a la sentencia: «Es un asunto del pasado, estoy tranquilo. Los abogados tomarán una decisión. Si nos quieren quitar todo, que lo hagan. Los italianos están con nosotros», ha dicho Salvini al conocer la sentencia.

A pesar de la aparente tranquilidad del líder de la Liga, la decisión del Tribunal de Génova puede acarrear serias dificultades de financiación a la Liga, partido que según las encuestas sería hoy el primero del país, con un 32 por 100 en intención de voto. El primer ministro, Giuseppe Conte, ha reconocido que la sentencia tendrá repercusiones para el partido: «Es una medida que creará dificultades a la Liga», ha dicho Conte, pero ha descartado que tenga influencia directa en el ejecutivo: «Considero que no habrá repercusiones en el gobierno».

Salvini ha recibido solidaridad de algunos políticos, sobre todo en la derecha. En cambio, lo ataca el Partido Democrático (PD) subrayando que se trata de una «batalla por la legalidad»: «Eran dineros de los ciudadanos y deben ser restituidos». En el reciente pasado, diversos líderes de la izquierda, como el exprimer ministro Matteo Renzi, han evocado la célebre frase de Umberto Bossi: «Roma ladrona», para destacar ahora el «robo» de la Liga y exigir la devolución de ese dinero obtenido ilegalmente.

La Liga ha recibido ataques en ocasiones por falta de transparencia en sus cuentas. Se llegó a decir incluso que recibía dinero del presidente ruso, Vladimir Putin, con quien el líder de la Liga mantiene excelentes relaciones. Pero Matteo Salvini desmintió esa financiación.