Néstor Kirchner durante su reunión con Bush el pasado miércoles en la Casa Blanca. EFE

Un juez argentinoordena la detención de46 represores apetición de Garzón

Una vez cumplidas las órdenes de detención, Garzón contará con un plazo de 30 días para requerir formalmente la extradición de los represores al Gobierno argentino

Actualizado:

ABC

BUENOS AIRES. Un juez federal de Buenos Aires ordenó ayer la captura de 45 militares y un civil argentinos cuya extradición reclama la Justicia española por su presunta responsabilidad en crímenes cometidos durante la última dictadura (1976-1983). Según confirmaron a Efe fuentes judiciales, el magistrado Rodolfo Canicoba Corral dictó ayer la orden de captura tras un requerimiento de su colega de la Audiencia Nacional de España Baltasar Garzón.

El juez español ha procesado en España a los 46 ex jerarcas de la dictadura argentina por genocidio, terrorismo de Estado y torturas a presos políticos. Antes de emitir la orden de captura, Canicoba Corral declaró que «a medida que se vayan produciendo las detenciones se irán comunicando» las mismas tanto a Garzón como al Ejecutivo argentino.

Algunos afectados por la orden dictada ayer son el ex presidente de facto Jorge Videla, el ex jefe de la Armada Emilio Massera y el general Carlos Suárez Mason, procesados por la Justicia argentina y actualmente bajo arresto domiciliario por el robo y cambio de identidad de hijos de desaparecidos.

También figura el general retirado Antonio Domingo Bussi, quien este mes ganó por sólo 17 votos la elección para alcalde de Tucumán, capital de la provincia norteña argentina del mismo nombre.

Una vez cumplidas las órdenes de detención, el juez Garzón contará con un plazo de 30 días para requerir formalmente la extradición de los represores al Gobierno argentino. Actualmente rige en Argentina un decreto firmado a finales de 2001 que obliga a rechazar todas las peticiones de extradición, con base en el principio de «territorialidad», para juzgar delitos cometidos en el país.

Cambio de actitude de Kirchner

El abogado de la acusación popular Carlos Slepoy mostró ayer su «enorme satisfacción» por la decisión del juez Canicoba, ya que supone «un escalón más» en la lucha contra la impunidad. «Para nosotros es un momento sumamente importante porque supone un escalón más en el enorme éxito que han tenido los juicios de Madrid y el principio de jurisdicción universal en la persecución de crímenes contra la humanidad», afirmó Slepoy en declaraciones a Europa Press.

Slepoy subrayó que, «indudablemente», esta decisión es producto de los cambios «muy importantes» que están sucediendo en Argentina, con un Gobierno que, según el letrado, «está favoreciendo el fin de la impunidad», además del «extraordinario avance» del procedimiento judicial en Madrid y la entrega a España del ex torturador Ricardo Miguel Cavallo por parte de las autoridades mexicanas.