La vietnamita Doan Thi Huong (c), detenida en relación con la muerte de Kim Jong-nam
La vietnamita Doan Thi Huong (c), detenida en relación con la muerte de Kim Jong-nam - EFE

El juez acepta la acusación de asesinato por la muerte de Kim Jong-nam

La vietnamita Doan Thi Huong y la indonesia Siti Aisyah, que frotaron el rostro de Kim con un potente agente tóxico, afrontan la pena capital en caso de ser halladas culpables del suceso que Corea del Sur atribuyó a agentes norcoreanos

Kuala Lumpur,Actualizado:

Un juez malasio ha aceptado los argumentos de la Fiscalía que imputa cargos de asesinato a las dos acusadas por la muerte de Kim Jong-nam, hermanastro del líder norcoreano, el año pasado en el aeropuerto de Kuala Lumpur.

La vietnamita Doan Thi Huong y la indonesia Siti Aisyah, que frotaron el rostro de Kim con un potente agente tóxico, afrontan la pena capital en caso de ser halladas culpables del suceso que Corea del Sur atribuyó a agentes norcoreanos.

El fallo hace que el proceso continúe con la presentación de los argumentos de la defensa de las dos mujeres, que en el inicio del juicio aseguraron que creían que participaban en una broma para un programa de televisión.

Las mujeres, la indonesia Siti Aisyah y la vietnamita Doan Thi Houng, están acusadas de rociar a Kim con el agente nervioso VX, si bien argumentan que fueron engañadas para creer que participaban en una broma para una cadena de televisión. Ambas se exponen a la pena de muerte en caso de ser condenadas por el asesinato.

Ambas fueron detenidas días después del asesinato de Kim Jong Nam el 13 de febrero, cuando esperaba para embarcar en un avión a Macao en el Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur.

El VX es una sustancia extremadamente tóxica con efecto muy rápido, considerada arma de destrucción masiva por la resolución 687 de Naciones Unidas y cuya producción y almacenamiento está prohibida por la Convención sobre Armas Químicas.

El juez Azmi Ariffin ha señalado que no descarta la posibilidad de que la muerte de Kim Jong Nam fuera motivado políticamente, pero ha señalado que no hay suficientes pruebas para demostrarlo. «Por lo tanto, debo pedirles que presenten sus alegatos con sus respectivos cargos», ha añadido Ariffin.

La Policía de Malasia ha identificado a un total de diez personas que podrían estar implicadas en el asesinato de Kim, entre ellos el hijo de un exembajador norcoreano en Vietnam y el segundo secretario de la misión diplomática norcoreana en Kuala Lumpur, Hyon Kwang Song.