Murtaja Qureiris
Murtaja Qureiris - Amnistía Internacional

Un joven saudí se enfrenta a la pena de muerte por participar en una protesta cuando tenía 10 años

Murtaja Qureiris, que fue arrestado con 13 años, está considerado el preso político más joven de Arabia Saudí

ABC
Actualizado:

Varios grupos de derechos humanos, como Amnistía Internacional, han denunciado que el gobierno de Arabia Saudí habría solicitado la pena de muerte para Murtaja Qureiris, de 18 años, que con 10 participó en una serie de protestas contra el régimen y a favor de los derechos humanos.

En un vídeo publicado por la CNN, Qureiris aparece montado en bicicleta junto a otros niños. El joven, miembro de la minoría chiíta del país, participó en otras expresiones de disidencia en la Provincia Oriental de Arabia Saudí durante la Primavera Árabe de 2011.

Fue arrestado a los 13 años y, desde entonces, ha estado en un centro de detención de menores de la ciudad de Dammam con cargos relacionados con su participación en protestas antigubernamentales o su supuesta pertenencia a una organización terrorista. Murtaja Qureiris está considerado el preso político más joven de Arabia Saudí.

Ahora se enfrenta a una posible ejecución por sus actos. «No cabe duda de que las autoridades saudíes están dispuestas a hacer todo lo posible por reprimir la disidencia contra sus propios ciudadanos, incluso recurriendo a la pena de muerte para los hombres que no eran más que niños en el momento de su detención», ha manifestado Lynn Maalouf, de Amnistía Internacional.

«Es espantoso que Murtaja Qureiris se enfrente a la ejecución por delitos que incluyen la participación en protestas cuando solo tenía 10 años».

Como explica The New York Times, las ejecuciones –a menudo por decapitación– son comunes en Arabia Saudí. En este sentido, los grupos de defensa de los derechos humanos afirman que suelen producirse después de años de prisión, tortura y un juicio simulado.