Bradley Jenkins y Allissa Martin
Bradley Jenkins y Allissa Martin - FACEBOOK

Una joven graba una discusión antes de caer desde un séptimo piso y el vídeo lleva al arresto de su marido

Las imágenes incitaron a la policía a acusar a Jenkins de violencia de género a la espera de los resultados de la autopsia

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Bradley Jenkins, de 30 años, ha sido acusado por la policía de San Luis (Misuri, EE.UU.) de violencia de género tras la muerte de su esposa, Allissa Martin, de 27, que cayó el pasado domingo desde el séptimo piso del estacionamiento del Busch Stadium, sede del equipo de béisbol «Saint Louis Cardinals».

Los agentes respondieron a una llamada al 911 el 2 de junio alertándoles de la caída de una mujer desde una parte alta del estadio. Cuando llegaron, encontraron a Jenkins a horcajadas sobre el cuerpo de Allissa.

Según «The Washington Post», el hombre «estaba agitado y parecía ebrio». La policía encontró el móvil de la joven en el séptimo piso del estacionamiento. Se había grabado todo.

En el vídeo, que forma parte de la investigación en curso, aparece Allissa, quien según la policía tenía la cámara apuntando hacia sí misma antes de girarla para grabar a su marido.

Durante la grabación, la joven le dice a Jenkins que deje de golpearle la cara. Poco después, el teléfono cae al suelo y se oyen los gritos de Martin mientras cae y el golpe de su cuerpo contra el suelo.

Las imágenes incitaron a la policía a acusar a Jenkins de violencia de género, reteniéndolo con una fianza de 100.000 dólares a la espera de los resultados de la autopsia, por los que podría enfrentarse a cargos por homicidio.